LA PLAZA MAYOR (MADRID)

[:es]

LUGARES DE INTERÉS –  LA PLAZA MAYOR (MADRID)


Audio español-colombiano: Ana Patricia Arenas

Es una de las más importantes plazas de Madrid. Los orígenes de la plaza se remontan al siglo XV, cuando en la confluencia de los caminos de Toledo y Atocha, a las afueras de la villa medieval, se celebraba en este sitio, conocido como «Plaza del Arrabal», el mercado principal de la villa, construyéndose en esta época una primera casa porticada, o lonja, para regular el comercio en la plaza.

La corte se trasladó a Madrid  en 1561. En 1580 Felipe II encargó el proyecto de remodelación de la plaza a Juan de Herrera, comenzándose el derribo de las «casas de manzanas» de la antigua plaza ese mismo año. La construcción del primer edificio de la nueva plaza, la Casa de la Panadería, comenzaría en 1590 a cargo de Diego Sillero, en el solar de la antigua lonja. En 1617, Felipe III, encargó la finalización de las obras a Juan Gómez de Mora, quién concluirá la plaza en 1619.

La Plaza Mayor ha sufrido tres grandes incendios en su historia, el primero de ellos en 1631, encargándose el mismo Juan Gómez de Mora de las obras de reconstrucción. El segundo de los incendios ocurrió en 1670 siendo el arquitecto Tomás Román el encargado de la reconstrucción. El último de los incendios, que arrasó un tercio de la plaza, tuvo lugar en 1790, dirigiendo las labores de extinción Sabatini. Se encargó la reconstrucción a Juan de Villanueva, que rebajó la altura del caserío que rodea la plaza de cinco a tres plantas y cerró las esquinas habilitando grandes arcadas para su acceso. Las obras de reconstrucción se prolongarían hasta 1854, continuándolas, tras la muerte de Villanueva, sus discípulos Antonio López Aguado y Custodio Moreno.

En 1848, se colocó la estatua ecuestre de Felipe III en el centro de la plaza, obra de Juan de Bolonia y Pietro Tacca que data de 1616.

En 1880, se restauró la Casa de la Panadería, encargándose Joaquín María de la Vega del proyecto. En 1921 y 1935 se realizaron algunas reformas en la plaza. Luego, en los años 60 se acometió una restauración general, que la cerró al tráfico rodado y habilitó un aparcamiento subterráneo bajo la plaza. La última de las actuaciones en la Plaza Mayor, llevada a cabo en 1992, consistió en la decoración mural de la Casa de la Panadería, obra de Carlos Franco, que representa personajes mitológicos como la diosa Cibeles.

El nombre de la plaza ha variado a lo largo de la historia. Se llamó primero «Plaza del Arrabal» cuando, de estar fuera del recinto amurallado medieval, pasó a constituir el centro de los nuevos barrios conformados por el ensanchamiento de la villa hacia el este, durante el reinado de Juan II de Castilla. En 1812, cumpliendo el decreto que disponía que todas las plazas mayores de España pasasen a llamarse «Plaza de la Constitución», cambió de nombre, pero solo duraría hasta 1814, año en que pasó a llamarse «Plaza Real». Recuperó el nombre de «Plaza de la Constitución» en diferentes períodos intercalados. En 1873, cambió su nombre por el de «Plaza de la República», y otra vez a «Plaza de la Constitución». Tras el final de la Guerra Civil recupera el popular nombre de «Plaza Mayor», que conserva en la actualidad.

http://slroute.com/2018/05/02/presentacion-5/%5B:en%5D

PLAZA (SQUARE) MAYOR

It is one of the most important squares in Madrid. The origin of the square dates back to the 15th century, when it was the most popular market of the city. In 1580, Philip II entrusted Juan de Herrera with the project redesigning the square; but it was Juan Gómez de Mora who concluded the project in 1619.

Since its creation, the Plaza Mayor has suffered three great fires. The first one took place in 1631; the second one happened in 1670, and the architect Tomás Román was the responsible for rebuilding it. Finally, there was a last fire that destroyed a third part of the square in 1790. Juan de Villanueva reduced the height of the surrounding building from five to three floors, and also closed the square corners, and built large arcades to fit out the entry.

In 1848, the equestrian statue of Philip III was placed in the square centre, a work of art by Juan de Bolonia and Pietro Tacca (1616). The name of the square has changed through history. First, it was called ‘Plaza del Arrabal’, when its location was changed from the surroundings of the fortified city and became the centre of the new districts, under the reign of John II of Castile. After the Second World War, Madrid recovers the well-known name of ‘Plaza Mayor’, which persists until our days.

 

LUGARES DE INTERÉS –  LA PLAZA MAYOR (MADRID)


Audio español-colombiano: Ana Patricia Arenas

Es una de las más importantes plazas de Madrid. Los orígenes de la plaza se remontan al siglo XV, cuando en la confluencia de los caminos de Toledo y Atocha, a las afueras de la villa medieval, se celebraba en este sitio, conocido como «Plaza del Arrabal», el mercado principal de la villa, construyéndose en esta época una primera casa porticada, o lonja, para regular el comercio en la plaza.

La corte se trasladó a Madrid  en 1561. En 1580 Felipe II encargó el proyecto de remodelación de la plaza a Juan de Herrera, comenzándose el derribo de las «casas de manzanas» de la antigua plaza ese mismo año. La construcción del primer edificio de la nueva plaza, la Casa de la Panadería, comenzaría en 1590 a cargo de Diego Sillero, en el solar de la antigua lonja. En 1617, Felipe III, encargó la finalización de las obras a Juan Gómez de Mora, quién concluirá la plaza en 1619.

La Plaza Mayor ha sufrido tres grandes incendios en su historia, el primero de ellos en 1631, encargándose el mismo Juan Gómez de Mora de las obras de reconstrucción. El segundo de los incendios ocurrió en 1670 siendo el arquitecto Tomás Román el encargado de la reconstrucción. El último de los incendios, que arrasó un tercio de la plaza, tuvo lugar en 1790, dirigiendo las labores de extinción Sabatini. Se encargó la reconstrucción a Juan de Villanueva, que rebajó la altura del caserío que rodea la plaza de cinco a tres plantas y cerró las esquinas habilitando grandes arcadas para su acceso. Las obras de reconstrucción se prolongarían hasta 1854, continuándolas, tras la muerte de Villanueva, sus discípulos Antonio López Aguado y Custodio Moreno.

En 1848, se colocó la estatua ecuestre de Felipe III en el centro de la plaza, obra de Juan de Bolonia y Pietro Tacca que data de 1616.

En 1880, se restauró la Casa de la Panadería, encargándose Joaquín María de la Vega del proyecto. En 1921 y 1935 se realizaron algunas reformas en la plaza. Luego, en los años 60 se acometió una restauración general, que la cerró al tráfico rodado y habilitó un aparcamiento subterráneo bajo la plaza. La última de las actuaciones en la Plaza Mayor, llevada a cabo en 1992, consistió en la decoración mural de la Casa de la Panadería, obra de Carlos Franco, que representa personajes mitológicos como la diosa Cibeles.

El nombre de la plaza ha variado a lo largo de la historia. Se llamó primero «Plaza del Arrabal» cuando, de estar fuera del recinto amurallado medieval, pasó a constituir el centro de los nuevos barrios conformados por el ensanchamiento de la villa hacia el este, durante el reinado de Juan II de Castilla. En 1812, cumpliendo el decreto que disponía que todas las plazas mayores de España pasasen a llamarse «Plaza de la Constitución», cambió de nombre, pero solo duraría hasta 1814, año en que pasó a llamarse «Plaza Real». Recuperó el nombre de «Plaza de la Constitución» en diferentes períodos intercalados. En 1873, cambió su nombre por el de «Plaza de la República», y otra vez a «Plaza de la Constitución». Tras el final de la Guerra Civil recupera el popular nombre de «Plaza Mayor», que conserva en la actualidad.

http://slroute.com/2018/05/02/presentacion-5/%5B:zh%5D

PLAZA (SQUARE) MAYOR

It is one of the most important squares in Madrid. The origin of the square dates back to the 15th century, when it was the most popular market of the city. In 1580, Philip II entrusted Juan de Herrera with the project redesigning the square; but it was Juan Gómez de Mora who concluded the project in 1619.

Since its creation, the Plaza Mayor has suffered three great fires. The first one took place in 1631; the second one happened in 1670, and the architect Tomás Román was the responsible for rebuilding it. Finally, there was a last fire that destroyed a third part of the square in 1790. Juan de Villanueva reduced the height of the surrounding building from five to three floors, and also closed the square corners, and built large arcades to fit out the entry.

In 1848, the equestrian statue of Philip III was placed in the square centre, a work of art by Juan de Bolonia and Pietro Tacca (1616). The name of the square has changed through history. First, it was called ‘Plaza del Arrabal’, when its location was changed from the surroundings of the fortified city and became the centre of the new districts, under the reign of John II of Castile. After the Second World War, Madrid recovers the well-known name of ‘Plaza Mayor’, which persists until our days.

 

LUGARES DE INTERÉS –  LA PLAZA MAYOR (MADRID)


Audio español-colombiano: Ana Patricia Arenas

Es una de las más importantes plazas de Madrid. Los orígenes de la plaza se remontan al siglo XV, cuando en la confluencia de los caminos de Toledo y Atocha, a las afueras de la villa medieval, se celebraba en este sitio, conocido como «Plaza del Arrabal», el mercado principal de la villa, construyéndose en esta época una primera casa porticada, o lonja, para regular el comercio en la plaza.

La corte se trasladó a Madrid  en 1561. En 1580 Felipe II encargó el proyecto de remodelación de la plaza a Juan de Herrera, comenzándose el derribo de las «casas de manzanas» de la antigua plaza ese mismo año. La construcción del primer edificio de la nueva plaza, la Casa de la Panadería, comenzaría en 1590 a cargo de Diego Sillero, en el solar de la antigua lonja. En 1617, Felipe III, encargó la finalización de las obras a Juan Gómez de Mora, quién concluirá la plaza en 1619.

La Plaza Mayor ha sufrido tres grandes incendios en su historia, el primero de ellos en 1631, encargándose el mismo Juan Gómez de Mora de las obras de reconstrucción. El segundo de los incendios ocurrió en 1670 siendo el arquitecto Tomás Román el encargado de la reconstrucción. El último de los incendios, que arrasó un tercio de la plaza, tuvo lugar en 1790, dirigiendo las labores de extinción Sabatini. Se encargó la reconstrucción a Juan de Villanueva, que rebajó la altura del caserío que rodea la plaza de cinco a tres plantas y cerró las esquinas habilitando grandes arcadas para su acceso. Las obras de reconstrucción se prolongarían hasta 1854, continuándolas, tras la muerte de Villanueva, sus discípulos Antonio López Aguado y Custodio Moreno.

En 1848, se colocó la estatua ecuestre de Felipe III en el centro de la plaza, obra de Juan de Bolonia y Pietro Tacca que data de 1616.

En 1880, se restauró la Casa de la Panadería, encargándose Joaquín María de la Vega del proyecto. En 1921 y 1935 se realizaron algunas reformas en la plaza. Luego, en los años 60 se acometió una restauración general, que la cerró al tráfico rodado y habilitó un aparcamiento subterráneo bajo la plaza. La última de las actuaciones en la Plaza Mayor, llevada a cabo en 1992, consistió en la decoración mural de la Casa de la Panadería, obra de Carlos Franco, que representa personajes mitológicos como la diosa Cibeles.

El nombre de la plaza ha variado a lo largo de la historia. Se llamó primero «Plaza del Arrabal» cuando, de estar fuera del recinto amurallado medieval, pasó a constituir el centro de los nuevos barrios conformados por el ensanchamiento de la villa hacia el este, durante el reinado de Juan II de Castilla. En 1812, cumpliendo el decreto que disponía que todas las plazas mayores de España pasasen a llamarse «Plaza de la Constitución», cambió de nombre, pero solo duraría hasta 1814, año en que pasó a llamarse «Plaza Real». Recuperó el nombre de «Plaza de la Constitución» en diferentes períodos intercalados. En 1873, cambió su nombre por el de «Plaza de la República», y otra vez a «Plaza de la Constitución». Tras el final de la Guerra Civil recupera el popular nombre de «Plaza Mayor», que conserva en la actualidad.

http://slroute.com/2018/05/02/presentacion-5/%5B:ru%5D

ПЛАСА  МАЙОР (PLAZA MAYOR)


Озвучивание на русском: Светлана Хусаинова

Это одна из самых важных площадей Мадрида, которая берёт своё начало в XV веке,  когда на схождении дорог Толедо и Аточа, за городской стеной, на этом месте, известном как  «Пласа дель Аррабаль» (Plaza del Arrabal), проводился главный базар посёлка. В то время был сооружён первый рынок, для того, чтобы регулировать торговлю на площади.

Королевский двор переехал в Мадрид в 1561 году. В 1580 году Филипп II (Felipe II) поручил Хуану де Эррера (Juan de Herrera) реконструкцию площади, с которой начался снос «квартальных домов» на старой площади в том же году. В 1590 году, на месте старого рынка началось строительство первого здания новой площади, Каса-де-ла-Панадерия (Casa de la Panadería), за которое отвечал Диего Сильеро (Diego Sillero). В 1617 году Филипп III (Felipe III) поручил завершить работы Хуану Гомесу де Мора (Juan Gómez de Mora), который закончит строительство площади в 1619 году.

Пласа Майор (Plaza Mayor) перенесла три больших пожара в своей истории. После первого, в 1631 году, сам Хуан Гомес де Мора принялся за реконструкцию. Второй пожар произошёл в 1670 году, и Томас Роман (Tomás Román)  стал архитектором, отвечающим за реконструкцию. Последний пожар, который уничтожил треть площади, произошёл в 1790 году. Сабатини (Sabatini) руководил работой пожаротушения. Реконструкцию поручили Хуану де Вильянуэва (Juan de Villanueva), который снизил высоту усадьбы, что окружает площадь, с пяти до трёх этажей и закрыл углы, приспособив большие аркады так, чтобы туда пройти. Восстановительные работы продлились до 1854 года, которые, после смерти Вильянуэва, продолжили его ученики Антонио Лопес Агуадо (Antonio López Aguado ) и Кустодио Морено (Custodio Moreno).

В 1848 году, в центре площади поставили статую Филиппа III на коне – работа Джамболонья (Juan de Bolonia) и Пьетро Такка (Pietro Tacca), датированная 1616 годом.

В 1880 году была отреставрирована Каса-де-ла-Панадерия (Casa de la Panadería),  за проект реставрации взялся Хоакин Мария-де-ла-Вега (Joaquín María de la Vega). В 1921 и 1935 годах были проведены некоторые изменения на площади. Потом, в 60-х,  приступили к генеральной реставрации, которая закрыла её от проезда автомобилей и также была создана подземная парковка под площадью. Последнее, что сделали на Пласа Майор, то это декоративная роспись на стене Каса-де-ла-Панадерия в 1992 году. Это работа Карлоса Франко (Carlos Franco), на которой можно увидеть мифологических персонажей, как, например, богиню Сибелес (Cibeles).

Название площади менялось на протяжении всей её истории. Сначала она называлась «Пласа дель Аррабаль» (Plaza del Arrabal), когда, находясь за средневековой каменной стеной города, она стала центром новых районов, образованных при расширении города на восток во время правления Хуана II Кастильского (Juan II de Castilla). В 1812 году, выполняя указ, в котором предусматривалось, что все главные площади Испании должны быть переименованы в Площадь конституции (Plaza de la Constitución), имя площади изменилось, но только до 1814 года, когда она была переименована в Королевскую площадь (Plaza Real). Она возвращала себе название Площадь конституции в разные промежуточные периоды. В 1873 году она изменила своё название на Площадь Республики (Plaza de la República), а потом снова на Площадь конституции. После окончания Гражданской войны площадь возвращает своё народное название Пласа Майор (Plaza Mayor), которое и сохраняет в наши дни.

 

LUGARES DE INTERÉS –  LA PLAZA MAYOR (MADRID)


Audio español-colombiano: Ana Patricia Arenas

Es una de las más importantes plazas de Madrid. Los orígenes de la plaza se remontan al siglo XV, cuando en la confluencia de los caminos de Toledo y Atocha, a las afueras de la villa medieval, se celebraba en este sitio, conocido como «Plaza del Arrabal», el mercado principal de la villa, construyéndose en esta época una primera casa porticada, o lonja, para regular el comercio en la plaza.

La corte se trasladó a Madrid  en 1561. En 1580 Felipe II encargó el proyecto de remodelación de la plaza a Juan de Herrera, comenzándose el derribo de las «casas de manzanas» de la antigua plaza ese mismo año. La construcción del primer edificio de la nueva plaza, la Casa de la Panadería, comenzaría en 1590 a cargo de Diego Sillero, en el solar de la antigua lonja. En 1617, Felipe III, encargó la finalización de las obras a Juan Gómez de Mora, quién concluirá la plaza en 1619.

La Plaza Mayor ha sufrido tres grandes incendios en su historia, el primero de ellos en 1631, encargándose el mismo Juan Gómez de Mora de las obras de reconstrucción. El segundo de los incendios ocurrió en 1670 siendo el arquitecto Tomás Román el encargado de la reconstrucción. El último de los incendios, que arrasó un tercio de la plaza, tuvo lugar en 1790, dirigiendo las labores de extinción Sabatini. Se encargó la reconstrucción a Juan de Villanueva, que rebajó la altura del caserío que rodea la plaza de cinco a tres plantas y cerró las esquinas habilitando grandes arcadas para su acceso. Las obras de reconstrucción se prolongarían hasta 1854, continuándolas, tras la muerte de Villanueva, sus discípulos Antonio López Aguado y Custodio Moreno.

En 1848, se colocó la estatua ecuestre de Felipe III en el centro de la plaza, obra de Juan de Bolonia y Pietro Tacca que data de 1616.

En 1880, se restauró la Casa de la Panadería, encargándose Joaquín María de la Vega del proyecto. En 1921 y 1935 se realizaron algunas reformas en la plaza. Luego, en los años 60 se acometió una restauración general, que la cerró al tráfico rodado y habilitó un aparcamiento subterráneo bajo la plaza. La última de las actuaciones en la Plaza Mayor, llevada a cabo en 1992, consistió en la decoración mural de la Casa de la Panadería, obra de Carlos Franco, que representa personajes mitológicos como la diosa Cibeles.

El nombre de la plaza ha variado a lo largo de la historia. Se llamó primero «Plaza del Arrabal» cuando, de estar fuera del recinto amurallado medieval, pasó a constituir el centro de los nuevos barrios conformados por el ensanchamiento de la villa hacia el este, durante el reinado de Juan II de Castilla. En 1812, cumpliendo el decreto que disponía que todas las plazas mayores de España pasasen a llamarse «Plaza de la Constitución», cambió de nombre, pero solo duraría hasta 1814, año en que pasó a llamarse «Plaza Real». Recuperó el nombre de «Plaza de la Constitución» en diferentes períodos intercalados. En 1873, cambió su nombre por el de «Plaza de la República», y otra vez a «Plaza de la Constitución». Tras el final de la Guerra Civil recupera el popular nombre de «Plaza Mayor», que conserva en la actualidad.

http://slroute.com/2018/05/02/presentacion-5/%5B:fr%5D

LA PLAZA MAYOR

Il s’agit d’une des places les plus importantes de Madrid. Ses origines remontent au XVe siècle, où l’on célébrait le marché principal de la ville, plus connu sous le nom de « Plaza del Arrabal ». Il se tenait aux alentours de la ville, là où convergeaient les chemins de Toledo et de Atocha. Dans cette époque-là, la première maison avec des arcades a été construite, afin de contrôler les activités commerciales de la place.

La cour a déménagé à Madrid en 1561. En 1580, Philippe II a ordonné la rénovation de la place à Juan Herrera. Cette année-là la démolition de « casas de manzanas » de l’ancienne place a commencé. En 1590, Diego Sillero a commencé à diriger la construction du premier bâtiment de la nouvelle place, « la Casa de la Panadería » (Maison de la Boulangerie) dans le lieu où se trouvait la bourse de commerce. En 1617, Philippe III a ordonné à Juan Gómez de Mora de finir avec les travaux de rénovation. Il finira ces travaux en 1619.

La Plaza Mayor a souffert trois importants incendies tout au long de son histoire, le premier incendie a eu lieu en 1631. C’est Juan Gómez de Mora qui a été le responsable des travaux de reconstruction. Le deuxième incendie a eu lieu en 1670 et c’est l’architecte Tomás Román qui a été en charge de la deuxième reconstruction. Le dernier incendie, qui a ravagé presque toute la place, a eu lieu en 1790. Sabatini a réalisé les travaux d’extinction. Juan de Villanueva a été le responsable de la reconstruction, il a rabaissé l’hâteur de la gîte rural qui entourait la place. De cette manière, au lieu de cinq étages, il ne comptait qu’avec trois étages. En plus, il a fermé les coins de la place et il a construit des arcades qui donnent accès à celle-ci. Après le décès de Villanueva, ses disciples Antonio López Aguado et Custodio Moreno ont continué les travaux de reconstruction jusqu’au 1854.

En 1848, la statue équestre de Philippe III a été placée au milieu de la place. Cette statue a été dessinée par Juan de Bolonia et Pietro Tacca et elle date de l’année 1616.

En 1880, Joaquín María de la Vega a restauré  « la Casa de la Panadería ». Pendant les années 1921 et 1935 des travaux de rénovation ont eu lieu dans la place. Ensuite, dans les années 1960, la restauration générale de la place a été entreprise, la place a été fermée à la circulation et un parking souterrain a été construit. En 1992, les murs de la « Casa de la Panadería » ont été ornés avec des peintures murales, dessinées par Carlos Franco. Ces peintures représentent des personnages mythologiques, comme la Déese Cibeles.

Le nom de la place a changé au cours de l’histoire. Elle s’appelait d’abord « Plaza del Arrabal », lorsque la place se trouvait à l’extérieur de la muraille, elle était donc au cœur des nouveaux quartiers formés par l’élargissement de la ville vers l’est, sous le règne de Jean II de Castille. En 1812, la place a changé son nom conformément au décret qui a renommé toutes les places du pays sous le nom de « Plaza de la Constitución ». De cette manière, elle a acquis le nom de « Plaza de la Constitución ». En 1814, elle a été rebaptisée « Plaza Real ». Cependant, elle a changé son nom plusieurs fois par celui de « Plaza de la Constitución ». En 1873 elle a été rebaptisée « Plaza de la República » et « Plaza de la Constitución ». Après la fin de la guerre civile, elle a récupéré son nom original, Plaza Mayor, qui persiste encore aujourd’hui.

 

LUGARES DE INTERÉS –  LA PLAZA MAYOR (MADRID)


Audio español-colombiano: Ana Patricia Arenas

Es una de las más importantes plazas de Madrid. Los orígenes de la plaza se remontan al siglo XV, cuando en la confluencia de los caminos de Toledo y Atocha, a las afueras de la villa medieval, se celebraba en este sitio, conocido como «Plaza del Arrabal», el mercado principal de la villa, construyéndose en esta época una primera casa porticada, o lonja, para regular el comercio en la plaza.

La corte se trasladó a Madrid  en 1561. En 1580 Felipe II encargó el proyecto de remodelación de la plaza a Juan de Herrera, comenzándose el derribo de las «casas de manzanas» de la antigua plaza ese mismo año. La construcción del primer edificio de la nueva plaza, la Casa de la Panadería, comenzaría en 1590 a cargo de Diego Sillero, en el solar de la antigua lonja. En 1617, Felipe III, encargó la finalización de las obras a Juan Gómez de Mora, quién concluirá la plaza en 1619.

La Plaza Mayor ha sufrido tres grandes incendios en su historia, el primero de ellos en 1631, encargándose el mismo Juan Gómez de Mora de las obras de reconstrucción. El segundo de los incendios ocurrió en 1670 siendo el arquitecto Tomás Román el encargado de la reconstrucción. El último de los incendios, que arrasó un tercio de la plaza, tuvo lugar en 1790, dirigiendo las labores de extinción Sabatini. Se encargó la reconstrucción a Juan de Villanueva, que rebajó la altura del caserío que rodea la plaza de cinco a tres plantas y cerró las esquinas habilitando grandes arcadas para su acceso. Las obras de reconstrucción se prolongarían hasta 1854, continuándolas, tras la muerte de Villanueva, sus discípulos Antonio López Aguado y Custodio Moreno.

En 1848, se colocó la estatua ecuestre de Felipe III en el centro de la plaza, obra de Juan de Bolonia y Pietro Tacca que data de 1616.

En 1880, se restauró la Casa de la Panadería, encargándose Joaquín María de la Vega del proyecto. En 1921 y 1935 se realizaron algunas reformas en la plaza. Luego, en los años 60 se acometió una restauración general, que la cerró al tráfico rodado y habilitó un aparcamiento subterráneo bajo la plaza. La última de las actuaciones en la Plaza Mayor, llevada a cabo en 1992, consistió en la decoración mural de la Casa de la Panadería, obra de Carlos Franco, que representa personajes mitológicos como la diosa Cibeles.

El nombre de la plaza ha variado a lo largo de la historia. Se llamó primero «Plaza del Arrabal» cuando, de estar fuera del recinto amurallado medieval, pasó a constituir el centro de los nuevos barrios conformados por el ensanchamiento de la villa hacia el este, durante el reinado de Juan II de Castilla. En 1812, cumpliendo el decreto que disponía que todas las plazas mayores de España pasasen a llamarse «Plaza de la Constitución», cambió de nombre, pero solo duraría hasta 1814, año en que pasó a llamarse «Plaza Real». Recuperó el nombre de «Plaza de la Constitución» en diferentes períodos intercalados. En 1873, cambió su nombre por el de «Plaza de la República», y otra vez a «Plaza de la Constitución». Tras el final de la Guerra Civil recupera el popular nombre de «Plaza Mayor», que conserva en la actualidad.

http://slroute.com/2018/05/02/presentacion-5/%5B:pt%5D

PLAZA (SQUARE) MAYOR

It is one of the most important squares in Madrid. The origin of the square dates back to the 15th century, when it was the most popular market of the city. In 1580, Philip II entrusted Juan de Herrera with the project redesigning the square; but it was Juan Gómez de Mora who concluded the project in 1619.

Since its creation, the Plaza Mayor has suffered three great fires. The first one took place in 1631; the second one happened in 1670, and the architect Tomás Román was the responsible for rebuilding it. Finally, there was a last fire that destroyed a third part of the square in 1790. Juan de Villanueva reduced the height of the surrounding building from five to three floors, and also closed the square corners, and built large arcades to fit out the entry.

In 1848, the equestrian statue of Philip III was placed in the square centre, a work of art by Juan de Bolonia and Pietro Tacca (1616). The name of the square has changed through history. First, it was called ‘Plaza del Arrabal’, when its location was changed from the surroundings of the fortified city and became the centre of the new districts, under the reign of John II of Castile. After the Second World War, Madrid recovers the well-known name of ‘Plaza Mayor’, which persists until our days.

 

LUGARES DE INTERÉS –  LA PLAZA MAYOR (MADRID)


Audio español-colombiano: Ana Patricia Arenas

Es una de las más importantes plazas de Madrid. Los orígenes de la plaza se remontan al siglo XV, cuando en la confluencia de los caminos de Toledo y Atocha, a las afueras de la villa medieval, se celebraba en este sitio, conocido como «Plaza del Arrabal», el mercado principal de la villa, construyéndose en esta época una primera casa porticada, o lonja, para regular el comercio en la plaza.

La corte se trasladó a Madrid  en 1561. En 1580 Felipe II encargó el proyecto de remodelación de la plaza a Juan de Herrera, comenzándose el derribo de las «casas de manzanas» de la antigua plaza ese mismo año. La construcción del primer edificio de la nueva plaza, la Casa de la Panadería, comenzaría en 1590 a cargo de Diego Sillero, en el solar de la antigua lonja. En 1617, Felipe III, encargó la finalización de las obras a Juan Gómez de Mora, quién concluirá la plaza en 1619.

La Plaza Mayor ha sufrido tres grandes incendios en su historia, el primero de ellos en 1631, encargándose el mismo Juan Gómez de Mora de las obras de reconstrucción. El segundo de los incendios ocurrió en 1670 siendo el arquitecto Tomás Román el encargado de la reconstrucción. El último de los incendios, que arrasó un tercio de la plaza, tuvo lugar en 1790, dirigiendo las labores de extinción Sabatini. Se encargó la reconstrucción a Juan de Villanueva, que rebajó la altura del caserío que rodea la plaza de cinco a tres plantas y cerró las esquinas habilitando grandes arcadas para su acceso. Las obras de reconstrucción se prolongarían hasta 1854, continuándolas, tras la muerte de Villanueva, sus discípulos Antonio López Aguado y Custodio Moreno.

En 1848, se colocó la estatua ecuestre de Felipe III en el centro de la plaza, obra de Juan de Bolonia y Pietro Tacca que data de 1616.

En 1880, se restauró la Casa de la Panadería, encargándose Joaquín María de la Vega del proyecto. En 1921 y 1935 se realizaron algunas reformas en la plaza. Luego, en los años 60 se acometió una restauración general, que la cerró al tráfico rodado y habilitó un aparcamiento subterráneo bajo la plaza. La última de las actuaciones en la Plaza Mayor, llevada a cabo en 1992, consistió en la decoración mural de la Casa de la Panadería, obra de Carlos Franco, que representa personajes mitológicos como la diosa Cibeles.

El nombre de la plaza ha variado a lo largo de la historia. Se llamó primero «Plaza del Arrabal» cuando, de estar fuera del recinto amurallado medieval, pasó a constituir el centro de los nuevos barrios conformados por el ensanchamiento de la villa hacia el este, durante el reinado de Juan II de Castilla. En 1812, cumpliendo el decreto que disponía que todas las plazas mayores de España pasasen a llamarse «Plaza de la Constitución», cambió de nombre, pero solo duraría hasta 1814, año en que pasó a llamarse «Plaza Real». Recuperó el nombre de «Plaza de la Constitución» en diferentes períodos intercalados. En 1873, cambió su nombre por el de «Plaza de la República», y otra vez a «Plaza de la Constitución». Tras el final de la Guerra Civil recupera el popular nombre de «Plaza Mayor», que conserva en la actualidad.

http://slroute.com/2018/05/02/presentacion-5/%5B:pb%5D

PLAZA (SQUARE) MAYOR

It is one of the most important squares in Madrid. The origin of the square dates back to the 15th century, when it was the most popular market of the city. In 1580, Philip II entrusted Juan de Herrera with the project redesigning the square; but it was Juan Gómez de Mora who concluded the project in 1619.

Since its creation, the Plaza Mayor has suffered three great fires. The first one took place in 1631; the second one happened in 1670, and the architect Tomás Román was the responsible for rebuilding it. Finally, there was a last fire that destroyed a third part of the square in 1790. Juan de Villanueva reduced the height of the surrounding building from five to three floors, and also closed the square corners, and built large arcades to fit out the entry.

In 1848, the equestrian statue of Philip III was placed in the square centre, a work of art by Juan de Bolonia and Pietro Tacca (1616). The name of the square has changed through history. First, it was called ‘Plaza del Arrabal’, when its location was changed from the surroundings of the fortified city and became the centre of the new districts, under the reign of John II of Castile. After the Second World War, Madrid recovers the well-known name of ‘Plaza Mayor’, which persists until our days.

 

LUGARES DE INTERÉS –  LA PLAZA MAYOR (MADRID)


Audio español-colombiano: Ana Patricia Arenas

Es una de las más importantes plazas de Madrid. Los orígenes de la plaza se remontan al siglo XV, cuando en la confluencia de los caminos de Toledo y Atocha, a las afueras de la villa medieval, se celebraba en este sitio, conocido como «Plaza del Arrabal», el mercado principal de la villa, construyéndose en esta época una primera casa porticada, o lonja, para regular el comercio en la plaza.

La corte se trasladó a Madrid  en 1561. En 1580 Felipe II encargó el proyecto de remodelación de la plaza a Juan de Herrera, comenzándose el derribo de las «casas de manzanas» de la antigua plaza ese mismo año. La construcción del primer edificio de la nueva plaza, la Casa de la Panadería, comenzaría en 1590 a cargo de Diego Sillero, en el solar de la antigua lonja. En 1617, Felipe III, encargó la finalización de las obras a Juan Gómez de Mora, quién concluirá la plaza en 1619.

La Plaza Mayor ha sufrido tres grandes incendios en su historia, el primero de ellos en 1631, encargándose el mismo Juan Gómez de Mora de las obras de reconstrucción. El segundo de los incendios ocurrió en 1670 siendo el arquitecto Tomás Román el encargado de la reconstrucción. El último de los incendios, que arrasó un tercio de la plaza, tuvo lugar en 1790, dirigiendo las labores de extinción Sabatini. Se encargó la reconstrucción a Juan de Villanueva, que rebajó la altura del caserío que rodea la plaza de cinco a tres plantas y cerró las esquinas habilitando grandes arcadas para su acceso. Las obras de reconstrucción se prolongarían hasta 1854, continuándolas, tras la muerte de Villanueva, sus discípulos Antonio López Aguado y Custodio Moreno.

En 1848, se colocó la estatua ecuestre de Felipe III en el centro de la plaza, obra de Juan de Bolonia y Pietro Tacca que data de 1616.

En 1880, se restauró la Casa de la Panadería, encargándose Joaquín María de la Vega del proyecto. En 1921 y 1935 se realizaron algunas reformas en la plaza. Luego, en los años 60 se acometió una restauración general, que la cerró al tráfico rodado y habilitó un aparcamiento subterráneo bajo la plaza. La última de las actuaciones en la Plaza Mayor, llevada a cabo en 1992, consistió en la decoración mural de la Casa de la Panadería, obra de Carlos Franco, que representa personajes mitológicos como la diosa Cibeles.

El nombre de la plaza ha variado a lo largo de la historia. Se llamó primero «Plaza del Arrabal» cuando, de estar fuera del recinto amurallado medieval, pasó a constituir el centro de los nuevos barrios conformados por el ensanchamiento de la villa hacia el este, durante el reinado de Juan II de Castilla. En 1812, cumpliendo el decreto que disponía que todas las plazas mayores de España pasasen a llamarse «Plaza de la Constitución», cambió de nombre, pero solo duraría hasta 1814, año en que pasó a llamarse «Plaza Real». Recuperó el nombre de «Plaza de la Constitución» en diferentes períodos intercalados. En 1873, cambió su nombre por el de «Plaza de la República», y otra vez a «Plaza de la Constitución». Tras el final de la Guerra Civil recupera el popular nombre de «Plaza Mayor», que conserva en la actualidad.

http://slroute.com/2018/05/02/presentacion-5/%5B:de%5D

PLAZA (SQUARE) MAYOR

It is one of the most important squares in Madrid. The origin of the square dates back to the 15th century, when it was the most popular market of the city. In 1580, Philip II entrusted Juan de Herrera with the project redesigning the square; but it was Juan Gómez de Mora who concluded the project in 1619.

Since its creation, the Plaza Mayor has suffered three great fires. The first one took place in 1631; the second one happened in 1670, and the architect Tomás Román was the responsible for rebuilding it. Finally, there was a last fire that destroyed a third part of the square in 1790. Juan de Villanueva reduced the height of the surrounding building from five to three floors, and also closed the square corners, and built large arcades to fit out the entry.

In 1848, the equestrian statue of Philip III was placed in the square centre, a work of art by Juan de Bolonia and Pietro Tacca (1616). The name of the square has changed through history. First, it was called ‘Plaza del Arrabal’, when its location was changed from the surroundings of the fortified city and became the centre of the new districts, under the reign of John II of Castile. After the Second World War, Madrid recovers the well-known name of ‘Plaza Mayor’, which persists until our days.

 

LUGARES DE INTERÉS –  LA PLAZA MAYOR (MADRID)


Audio español-colombiano: Ana Patricia Arenas

Es una de las más importantes plazas de Madrid. Los orígenes de la plaza se remontan al siglo XV, cuando en la confluencia de los caminos de Toledo y Atocha, a las afueras de la villa medieval, se celebraba en este sitio, conocido como «Plaza del Arrabal», el mercado principal de la villa, construyéndose en esta época una primera casa porticada, o lonja, para regular el comercio en la plaza.

La corte se trasladó a Madrid  en 1561. En 1580 Felipe II encargó el proyecto de remodelación de la plaza a Juan de Herrera, comenzándose el derribo de las «casas de manzanas» de la antigua plaza ese mismo año. La construcción del primer edificio de la nueva plaza, la Casa de la Panadería, comenzaría en 1590 a cargo de Diego Sillero, en el solar de la antigua lonja. En 1617, Felipe III, encargó la finalización de las obras a Juan Gómez de Mora, quién concluirá la plaza en 1619.

La Plaza Mayor ha sufrido tres grandes incendios en su historia, el primero de ellos en 1631, encargándose el mismo Juan Gómez de Mora de las obras de reconstrucción. El segundo de los incendios ocurrió en 1670 siendo el arquitecto Tomás Román el encargado de la reconstrucción. El último de los incendios, que arrasó un tercio de la plaza, tuvo lugar en 1790, dirigiendo las labores de extinción Sabatini. Se encargó la reconstrucción a Juan de Villanueva, que rebajó la altura del caserío que rodea la plaza de cinco a tres plantas y cerró las esquinas habilitando grandes arcadas para su acceso. Las obras de reconstrucción se prolongarían hasta 1854, continuándolas, tras la muerte de Villanueva, sus discípulos Antonio López Aguado y Custodio Moreno.

En 1848, se colocó la estatua ecuestre de Felipe III en el centro de la plaza, obra de Juan de Bolonia y Pietro Tacca que data de 1616.

En 1880, se restauró la Casa de la Panadería, encargándose Joaquín María de la Vega del proyecto. En 1921 y 1935 se realizaron algunas reformas en la plaza. Luego, en los años 60 se acometió una restauración general, que la cerró al tráfico rodado y habilitó un aparcamiento subterráneo bajo la plaza. La última de las actuaciones en la Plaza Mayor, llevada a cabo en 1992, consistió en la decoración mural de la Casa de la Panadería, obra de Carlos Franco, que representa personajes mitológicos como la diosa Cibeles.

El nombre de la plaza ha variado a lo largo de la historia. Se llamó primero «Plaza del Arrabal» cuando, de estar fuera del recinto amurallado medieval, pasó a constituir el centro de los nuevos barrios conformados por el ensanchamiento de la villa hacia el este, durante el reinado de Juan II de Castilla. En 1812, cumpliendo el decreto que disponía que todas las plazas mayores de España pasasen a llamarse «Plaza de la Constitución», cambió de nombre, pero solo duraría hasta 1814, año en que pasó a llamarse «Plaza Real». Recuperó el nombre de «Plaza de la Constitución» en diferentes períodos intercalados. En 1873, cambió su nombre por el de «Plaza de la República», y otra vez a «Plaza de la Constitución». Tras el final de la Guerra Civil recupera el popular nombre de «Plaza Mayor», que conserva en la actualidad.

http://slroute.com/2018/05/02/presentacion-5/%5B:it%5D

PLAZA (SQUARE) MAYOR

It is one of the most important squares in Madrid. The origin of the square dates back to the 15th century, when it was the most popular market of the city. In 1580, Philip II entrusted Juan de Herrera with the project redesigning the square; but it was Juan Gómez de Mora who concluded the project in 1619.

Since its creation, the Plaza Mayor has suffered three great fires. The first one took place in 1631; the second one happened in 1670, and the architect Tomás Román was the responsible for rebuilding it. Finally, there was a last fire that destroyed a third part of the square in 1790. Juan de Villanueva reduced the height of the surrounding building from five to three floors, and also closed the square corners, and built large arcades to fit out the entry.

In 1848, the equestrian statue of Philip III was placed in the square centre, a work of art by Juan de Bolonia and Pietro Tacca (1616). The name of the square has changed through history. First, it was called ‘Plaza del Arrabal’, when its location was changed from the surroundings of the fortified city and became the centre of the new districts, under the reign of John II of Castile. After the Second World War, Madrid recovers the well-known name of ‘Plaza Mayor’, which persists until our days.

 

LUGARES DE INTERÉS –  LA PLAZA MAYOR (MADRID)


Audio español-colombiano: Ana Patricia Arenas

Es una de las más importantes plazas de Madrid. Los orígenes de la plaza se remontan al siglo XV, cuando en la confluencia de los caminos de Toledo y Atocha, a las afueras de la villa medieval, se celebraba en este sitio, conocido como «Plaza del Arrabal», el mercado principal de la villa, construyéndose en esta época una primera casa porticada, o lonja, para regular el comercio en la plaza.

La corte se trasladó a Madrid  en 1561. En 1580 Felipe II encargó el proyecto de remodelación de la plaza a Juan de Herrera, comenzándose el derribo de las «casas de manzanas» de la antigua plaza ese mismo año. La construcción del primer edificio de la nueva plaza, la Casa de la Panadería, comenzaría en 1590 a cargo de Diego Sillero, en el solar de la antigua lonja. En 1617, Felipe III, encargó la finalización de las obras a Juan Gómez de Mora, quién concluirá la plaza en 1619.

La Plaza Mayor ha sufrido tres grandes incendios en su historia, el primero de ellos en 1631, encargándose el mismo Juan Gómez de Mora de las obras de reconstrucción. El segundo de los incendios ocurrió en 1670 siendo el arquitecto Tomás Román el encargado de la reconstrucción. El último de los incendios, que arrasó un tercio de la plaza, tuvo lugar en 1790, dirigiendo las labores de extinción Sabatini. Se encargó la reconstrucción a Juan de Villanueva, que rebajó la altura del caserío que rodea la plaza de cinco a tres plantas y cerró las esquinas habilitando grandes arcadas para su acceso. Las obras de reconstrucción se prolongarían hasta 1854, continuándolas, tras la muerte de Villanueva, sus discípulos Antonio López Aguado y Custodio Moreno.

En 1848, se colocó la estatua ecuestre de Felipe III en el centro de la plaza, obra de Juan de Bolonia y Pietro Tacca que data de 1616.

En 1880, se restauró la Casa de la Panadería, encargándose Joaquín María de la Vega del proyecto. En 1921 y 1935 se realizaron algunas reformas en la plaza. Luego, en los años 60 se acometió una restauración general, que la cerró al tráfico rodado y habilitó un aparcamiento subterráneo bajo la plaza. La última de las actuaciones en la Plaza Mayor, llevada a cabo en 1992, consistió en la decoración mural de la Casa de la Panadería, obra de Carlos Franco, que representa personajes mitológicos como la diosa Cibeles.

El nombre de la plaza ha variado a lo largo de la historia. Se llamó primero «Plaza del Arrabal» cuando, de estar fuera del recinto amurallado medieval, pasó a constituir el centro de los nuevos barrios conformados por el ensanchamiento de la villa hacia el este, durante el reinado de Juan II de Castilla. En 1812, cumpliendo el decreto que disponía que todas las plazas mayores de España pasasen a llamarse «Plaza de la Constitución», cambió de nombre, pero solo duraría hasta 1814, año en que pasó a llamarse «Plaza Real». Recuperó el nombre de «Plaza de la Constitución» en diferentes períodos intercalados. En 1873, cambió su nombre por el de «Plaza de la República», y otra vez a «Plaza de la Constitución». Tras el final de la Guerra Civil recupera el popular nombre de «Plaza Mayor», que conserva en la actualidad.

http://slroute.com/2018/05/02/presentacion-5/%5B:ar%5D

PLAZA (SQUARE) MAYOR

It is one of the most important squares in Madrid. The origin of the square dates back to the 15th century, when it was the most popular market of the city. In 1580, Philip II entrusted Juan de Herrera with the project redesigning the square; but it was Juan Gómez de Mora who concluded the project in 1619.

Since its creation, the Plaza Mayor has suffered three great fires. The first one took place in 1631; the second one happened in 1670, and the architect Tomás Román was the responsible for rebuilding it. Finally, there was a last fire that destroyed a third part of the square in 1790. Juan de Villanueva reduced the height of the surrounding building from five to three floors, and also closed the square corners, and built large arcades to fit out the entry.

In 1848, the equestrian statue of Philip III was placed in the square centre, a work of art by Juan de Bolonia and Pietro Tacca (1616). The name of the square has changed through history. First, it was called ‘Plaza del Arrabal’, when its location was changed from the surroundings of the fortified city and became the centre of the new districts, under the reign of John II of Castile. After the Second World War, Madrid recovers the well-known name of ‘Plaza Mayor’, which persists until our days.

 

LUGARES DE INTERÉS –  LA PLAZA MAYOR (MADRID)


Audio español-colombiano: Ana Patricia Arenas

Es una de las más importantes plazas de Madrid. Los orígenes de la plaza se remontan al siglo XV, cuando en la confluencia de los caminos de Toledo y Atocha, a las afueras de la villa medieval, se celebraba en este sitio, conocido como «Plaza del Arrabal», el mercado principal de la villa, construyéndose en esta época una primera casa porticada, o lonja, para regular el comercio en la plaza.

La corte se trasladó a Madrid  en 1561. En 1580 Felipe II encargó el proyecto de remodelación de la plaza a Juan de Herrera, comenzándose el derribo de las «casas de manzanas» de la antigua plaza ese mismo año. La construcción del primer edificio de la nueva plaza, la Casa de la Panadería, comenzaría en 1590 a cargo de Diego Sillero, en el solar de la antigua lonja. En 1617, Felipe III, encargó la finalización de las obras a Juan Gómez de Mora, quién concluirá la plaza en 1619.

La Plaza Mayor ha sufrido tres grandes incendios en su historia, el primero de ellos en 1631, encargándose el mismo Juan Gómez de Mora de las obras de reconstrucción. El segundo de los incendios ocurrió en 1670 siendo el arquitecto Tomás Román el encargado de la reconstrucción. El último de los incendios, que arrasó un tercio de la plaza, tuvo lugar en 1790, dirigiendo las labores de extinción Sabatini. Se encargó la reconstrucción a Juan de Villanueva, que rebajó la altura del caserío que rodea la plaza de cinco a tres plantas y cerró las esquinas habilitando grandes arcadas para su acceso. Las obras de reconstrucción se prolongarían hasta 1854, continuándolas, tras la muerte de Villanueva, sus discípulos Antonio López Aguado y Custodio Moreno.

En 1848, se colocó la estatua ecuestre de Felipe III en el centro de la plaza, obra de Juan de Bolonia y Pietro Tacca que data de 1616.

En 1880, se restauró la Casa de la Panadería, encargándose Joaquín María de la Vega del proyecto. En 1921 y 1935 se realizaron algunas reformas en la plaza. Luego, en los años 60 se acometió una restauración general, que la cerró al tráfico rodado y habilitó un aparcamiento subterráneo bajo la plaza. La última de las actuaciones en la Plaza Mayor, llevada a cabo en 1992, consistió en la decoración mural de la Casa de la Panadería, obra de Carlos Franco, que representa personajes mitológicos como la diosa Cibeles.

El nombre de la plaza ha variado a lo largo de la historia. Se llamó primero «Plaza del Arrabal» cuando, de estar fuera del recinto amurallado medieval, pasó a constituir el centro de los nuevos barrios conformados por el ensanchamiento de la villa hacia el este, durante el reinado de Juan II de Castilla. En 1812, cumpliendo el decreto que disponía que todas las plazas mayores de España pasasen a llamarse «Plaza de la Constitución», cambió de nombre, pero solo duraría hasta 1814, año en que pasó a llamarse «Plaza Real». Recuperó el nombre de «Plaza de la Constitución» en diferentes períodos intercalados. En 1873, cambió su nombre por el de «Plaza de la República», y otra vez a «Plaza de la Constitución». Tras el final de la Guerra Civil recupera el popular nombre de «Plaza Mayor», que conserva en la actualidad.

http://slroute.com/2018/05/02/presentacion-5/%5B:ja%5D

PLAZA (SQUARE) MAYOR

It is one of the most important squares in Madrid. The origin of the square dates back to the 15th century, when it was the most popular market of the city. In 1580, Philip II entrusted Juan de Herrera with the project redesigning the square; but it was Juan Gómez de Mora who concluded the project in 1619.

Since its creation, the Plaza Mayor has suffered three great fires. The first one took place in 1631; the second one happened in 1670, and the architect Tomás Román was the responsible for rebuilding it. Finally, there was a last fire that destroyed a third part of the square in 1790. Juan de Villanueva reduced the height of the surrounding building from five to three floors, and also closed the square corners, and built large arcades to fit out the entry.

In 1848, the equestrian statue of Philip III was placed in the square centre, a work of art by Juan de Bolonia and Pietro Tacca (1616). The name of the square has changed through history. First, it was called ‘Plaza del Arrabal’, when its location was changed from the surroundings of the fortified city and became the centre of the new districts, under the reign of John II of Castile. After the Second World War, Madrid recovers the well-known name of ‘Plaza Mayor’, which persists until our days.

 

LUGARES DE INTERÉS –  LA PLAZA MAYOR (MADRID)


Audio español-colombiano: Ana Patricia Arenas

Es una de las más importantes plazas de Madrid. Los orígenes de la plaza se remontan al siglo XV, cuando en la confluencia de los caminos de Toledo y Atocha, a las afueras de la villa medieval, se celebraba en este sitio, conocido como «Plaza del Arrabal», el mercado principal de la villa, construyéndose en esta época una primera casa porticada, o lonja, para regular el comercio en la plaza.

La corte se trasladó a Madrid  en 1561. En 1580 Felipe II encargó el proyecto de remodelación de la plaza a Juan de Herrera, comenzándose el derribo de las «casas de manzanas» de la antigua plaza ese mismo año. La construcción del primer edificio de la nueva plaza, la Casa de la Panadería, comenzaría en 1590 a cargo de Diego Sillero, en el solar de la antigua lonja. En 1617, Felipe III, encargó la finalización de las obras a Juan Gómez de Mora, quién concluirá la plaza en 1619.

La Plaza Mayor ha sufrido tres grandes incendios en su historia, el primero de ellos en 1631, encargándose el mismo Juan Gómez de Mora de las obras de reconstrucción. El segundo de los incendios ocurrió en 1670 siendo el arquitecto Tomás Román el encargado de la reconstrucción. El último de los incendios, que arrasó un tercio de la plaza, tuvo lugar en 1790, dirigiendo las labores de extinción Sabatini. Se encargó la reconstrucción a Juan de Villanueva, que rebajó la altura del caserío que rodea la plaza de cinco a tres plantas y cerró las esquinas habilitando grandes arcadas para su acceso. Las obras de reconstrucción se prolongarían hasta 1854, continuándolas, tras la muerte de Villanueva, sus discípulos Antonio López Aguado y Custodio Moreno.

En 1848, se colocó la estatua ecuestre de Felipe III en el centro de la plaza, obra de Juan de Bolonia y Pietro Tacca que data de 1616.

En 1880, se restauró la Casa de la Panadería, encargándose Joaquín María de la Vega del proyecto. En 1921 y 1935 se realizaron algunas reformas en la plaza. Luego, en los años 60 se acometió una restauración general, que la cerró al tráfico rodado y habilitó un aparcamiento subterráneo bajo la plaza. La última de las actuaciones en la Plaza Mayor, llevada a cabo en 1992, consistió en la decoración mural de la Casa de la Panadería, obra de Carlos Franco, que representa personajes mitológicos como la diosa Cibeles.

El nombre de la plaza ha variado a lo largo de la historia. Se llamó primero «Plaza del Arrabal» cuando, de estar fuera del recinto amurallado medieval, pasó a constituir el centro de los nuevos barrios conformados por el ensanchamiento de la villa hacia el este, durante el reinado de Juan II de Castilla. En 1812, cumpliendo el decreto que disponía que todas las plazas mayores de España pasasen a llamarse «Plaza de la Constitución», cambió de nombre, pero solo duraría hasta 1814, año en que pasó a llamarse «Plaza Real». Recuperó el nombre de «Plaza de la Constitución» en diferentes períodos intercalados. En 1873, cambió su nombre por el de «Plaza de la República», y otra vez a «Plaza de la Constitución». Tras el final de la Guerra Civil recupera el popular nombre de «Plaza Mayor», que conserva en la actualidad.

http://slroute.com/2018/05/02/presentacion-5/%5B:pl%5D

PLAZA (SQUARE) MAYOR

It is one of the most important squares in Madrid. The origin of the square dates back to the 15th century, when it was the most popular market of the city. In 1580, Philip II entrusted Juan de Herrera with the project redesigning the square; but it was Juan Gómez de Mora who concluded the project in 1619.

Since its creation, the Plaza Mayor has suffered three great fires. The first one took place in 1631; the second one happened in 1670, and the architect Tomás Román was the responsible for rebuilding it. Finally, there was a last fire that destroyed a third part of the square in 1790. Juan de Villanueva reduced the height of the surrounding building from five to three floors, and also closed the square corners, and built large arcades to fit out the entry.

In 1848, the equestrian statue of Philip III was placed in the square centre, a work of art by Juan de Bolonia and Pietro Tacca (1616). The name of the square has changed through history. First, it was called ‘Plaza del Arrabal’, when its location was changed from the surroundings of the fortified city and became the centre of the new districts, under the reign of John II of Castile. After the Second World War, Madrid recovers the well-known name of ‘Plaza Mayor’, which persists until our days.

 

LUGARES DE INTERÉS –  LA PLAZA MAYOR (MADRID)


Audio español-colombiano: Ana Patricia Arenas

Es una de las más importantes plazas de Madrid. Los orígenes de la plaza se remontan al siglo XV, cuando en la confluencia de los caminos de Toledo y Atocha, a las afueras de la villa medieval, se celebraba en este sitio, conocido como «Plaza del Arrabal», el mercado principal de la villa, construyéndose en esta época una primera casa porticada, o lonja, para regular el comercio en la plaza.

La corte se trasladó a Madrid  en 1561. En 1580 Felipe II encargó el proyecto de remodelación de la plaza a Juan de Herrera, comenzándose el derribo de las «casas de manzanas» de la antigua plaza ese mismo año. La construcción del primer edificio de la nueva plaza, la Casa de la Panadería, comenzaría en 1590 a cargo de Diego Sillero, en el solar de la antigua lonja. En 1617, Felipe III, encargó la finalización de las obras a Juan Gómez de Mora, quién concluirá la plaza en 1619.

La Plaza Mayor ha sufrido tres grandes incendios en su historia, el primero de ellos en 1631, encargándose el mismo Juan Gómez de Mora de las obras de reconstrucción. El segundo de los incendios ocurrió en 1670 siendo el arquitecto Tomás Román el encargado de la reconstrucción. El último de los incendios, que arrasó un tercio de la plaza, tuvo lugar en 1790, dirigiendo las labores de extinción Sabatini. Se encargó la reconstrucción a Juan de Villanueva, que rebajó la altura del caserío que rodea la plaza de cinco a tres plantas y cerró las esquinas habilitando grandes arcadas para su acceso. Las obras de reconstrucción se prolongarían hasta 1854, continuándolas, tras la muerte de Villanueva, sus discípulos Antonio López Aguado y Custodio Moreno.

En 1848, se colocó la estatua ecuestre de Felipe III en el centro de la plaza, obra de Juan de Bolonia y Pietro Tacca que data de 1616.

En 1880, se restauró la Casa de la Panadería, encargándose Joaquín María de la Vega del proyecto. En 1921 y 1935 se realizaron algunas reformas en la plaza. Luego, en los años 60 se acometió una restauración general, que la cerró al tráfico rodado y habilitó un aparcamiento subterráneo bajo la plaza. La última de las actuaciones en la Plaza Mayor, llevada a cabo en 1992, consistió en la decoración mural de la Casa de la Panadería, obra de Carlos Franco, que representa personajes mitológicos como la diosa Cibeles.

El nombre de la plaza ha variado a lo largo de la historia. Se llamó primero «Plaza del Arrabal» cuando, de estar fuera del recinto amurallado medieval, pasó a constituir el centro de los nuevos barrios conformados por el ensanchamiento de la villa hacia el este, durante el reinado de Juan II de Castilla. En 1812, cumpliendo el decreto que disponía que todas las plazas mayores de España pasasen a llamarse «Plaza de la Constitución», cambió de nombre, pero solo duraría hasta 1814, año en que pasó a llamarse «Plaza Real». Recuperó el nombre de «Plaza de la Constitución» en diferentes períodos intercalados. En 1873, cambió su nombre por el de «Plaza de la República», y otra vez a «Plaza de la Constitución». Tras el final de la Guerra Civil recupera el popular nombre de «Plaza Mayor», que conserva en la actualidad.

http://slroute.com/2018/05/02/presentacion-5/%5B:ro%5D

PLAZA (SQUARE) MAYOR

It is one of the most important squares in Madrid. The origin of the square dates back to the 15th century, when it was the most popular market of the city. In 1580, Philip II entrusted Juan de Herrera with the project redesigning the square; but it was Juan Gómez de Mora who concluded the project in 1619.

Since its creation, the Plaza Mayor has suffered three great fires. The first one took place in 1631; the second one happened in 1670, and the architect Tomás Román was the responsible for rebuilding it. Finally, there was a last fire that destroyed a third part of the square in 1790. Juan de Villanueva reduced the height of the surrounding building from five to three floors, and also closed the square corners, and built large arcades to fit out the entry.

In 1848, the equestrian statue of Philip III was placed in the square centre, a work of art by Juan de Bolonia and Pietro Tacca (1616). The name of the square has changed through history. First, it was called ‘Plaza del Arrabal’, when its location was changed from the surroundings of the fortified city and became the centre of the new districts, under the reign of John II of Castile. After the Second World War, Madrid recovers the well-known name of ‘Plaza Mayor’, which persists until our days.

 

LUGARES DE INTERÉS –  LA PLAZA MAYOR (MADRID)


Audio español-colombiano: Ana Patricia Arenas

Es una de las más importantes plazas de Madrid. Los orígenes de la plaza se remontan al siglo XV, cuando en la confluencia de los caminos de Toledo y Atocha, a las afueras de la villa medieval, se celebraba en este sitio, conocido como «Plaza del Arrabal», el mercado principal de la villa, construyéndose en esta época una primera casa porticada, o lonja, para regular el comercio en la plaza.

La corte se trasladó a Madrid  en 1561. En 1580 Felipe II encargó el proyecto de remodelación de la plaza a Juan de Herrera, comenzándose el derribo de las «casas de manzanas» de la antigua plaza ese mismo año. La construcción del primer edificio de la nueva plaza, la Casa de la Panadería, comenzaría en 1590 a cargo de Diego Sillero, en el solar de la antigua lonja. En 1617, Felipe III, encargó la finalización de las obras a Juan Gómez de Mora, quién concluirá la plaza en 1619.

La Plaza Mayor ha sufrido tres grandes incendios en su historia, el primero de ellos en 1631, encargándose el mismo Juan Gómez de Mora de las obras de reconstrucción. El segundo de los incendios ocurrió en 1670 siendo el arquitecto Tomás Román el encargado de la reconstrucción. El último de los incendios, que arrasó un tercio de la plaza, tuvo lugar en 1790, dirigiendo las labores de extinción Sabatini. Se encargó la reconstrucción a Juan de Villanueva, que rebajó la altura del caserío que rodea la plaza de cinco a tres plantas y cerró las esquinas habilitando grandes arcadas para su acceso. Las obras de reconstrucción se prolongarían hasta 1854, continuándolas, tras la muerte de Villanueva, sus discípulos Antonio López Aguado y Custodio Moreno.

En 1848, se colocó la estatua ecuestre de Felipe III en el centro de la plaza, obra de Juan de Bolonia y Pietro Tacca que data de 1616.

En 1880, se restauró la Casa de la Panadería, encargándose Joaquín María de la Vega del proyecto. En 1921 y 1935 se realizaron algunas reformas en la plaza. Luego, en los años 60 se acometió una restauración general, que la cerró al tráfico rodado y habilitó un aparcamiento subterráneo bajo la plaza. La última de las actuaciones en la Plaza Mayor, llevada a cabo en 1992, consistió en la decoración mural de la Casa de la Panadería, obra de Carlos Franco, que representa personajes mitológicos como la diosa Cibeles.

El nombre de la plaza ha variado a lo largo de la historia. Se llamó primero «Plaza del Arrabal» cuando, de estar fuera del recinto amurallado medieval, pasó a constituir el centro de los nuevos barrios conformados por el ensanchamiento de la villa hacia el este, durante el reinado de Juan II de Castilla. En 1812, cumpliendo el decreto que disponía que todas las plazas mayores de España pasasen a llamarse «Plaza de la Constitución», cambió de nombre, pero solo duraría hasta 1814, año en que pasó a llamarse «Plaza Real». Recuperó el nombre de «Plaza de la Constitución» en diferentes períodos intercalados. En 1873, cambió su nombre por el de «Plaza de la República», y otra vez a «Plaza de la Constitución». Tras el final de la Guerra Civil recupera el popular nombre de «Plaza Mayor», que conserva en la actualidad.

http://slroute.com/2018/05/02/presentacion-5/%5B:%5D