LEYENDAS_LOS LITIGIOS DE MANZANARES EL REAL

[:es]

LOS LITIGIOS DE MANZANARES EL REAL

Las tierras así como las historias de Madrid y Segovia han estado unidas y separadas desde antiguo por la sierra de Guadarrama, testigo fiel de las disputas por la posesión de las tierras que pasaban de unas manos a otras hasta que los soberanos Fernando III y Alfonso X decidieron poner fin a tanto desacuerdo a través del uso en común de bosques y pastos por ambas comunidades. Entre 1375 y 1383 la corona cedió las tierras de Manzanares a Pedro González de Mendoza y sus descendientes. Ante las iras de los dos Consejos, la familia Mendoza, dueña y señora del Real de Manzanares, suscribió por escrito un acuerdo entre la villa de Madrid y la ciudad de Segovia para el uso mancomunado de los pastos y caza del territorio referido. Con respecto a la familia Mendoza:

“La muerte de Diego Hurtado de Mendoza provocó un problema hereditario entre los tres hijos del almirante de Castilla: Aldonza de Mendoza, Íñigo López de Mendoza y Juan Hurtado de Mendoza. La muerte de la hermana solucionó el problema y don Íñigo fue nombrado conde del Real de Manzanares y primer marqués de Santillana.”

 

http://slroute.com/2018/05/04/presentacion-3/%5B:en%5D

Disputes in Manzanares el Real

The territories and stories of Madrid and Segovia have been linked and separated, since time immemorial, by Guadarrama mountain range, which has witnessed their fights for the lands. The territory passed from one to another, until the kings Ferdinand III and Alfonso X decided to put an end to the disagreements through the common ownership of the forests and pastures. Concerning the Mendoza family:

‘The death of Diego Hurtado de Mendoza caused an inheritance problem between the Castile admiral’s sons: Aldonza de Mendoza, Íñigo López de Mendoza and Juan Hurtado de Mendoza. The death of their sister solved the problem and don Íñigo was appointed count of the Real de Manzanares and first marquis of Santillana.’

LOS LITIGIOS DE MANZANARES EL REAL

Las tierras así como las historias de Madrid y Segovia han estado unidas y separadas desde antiguo por la sierra de Guadarrama, testigo fiel de las disputas por la posesión de las tierras que pasaban de unas manos a otras hasta que los soberanos Fernando III y Alfonso X decidieron poner fin a tanto desacuerdo a través del uso en común de bosques y pastos por ambas comunidades. Entre 1375 y 1383 la corona cedió las tierras de Manzanares a Pedro González de Mendoza y sus descendientes. Ante las iras de los dos Consejos, la familia Mendoza, dueña y señora del Real de Manzanares, suscribió por escrito un acuerdo entre la villa de Madrid y la ciudad de Segovia para el uso mancomunado de los pastos y caza del territorio referido. Con respecto a la familia Mendoza:

“La muerte de Diego Hurtado de Mendoza provocó un problema hereditario entre los tres hijos del almirante de Castilla: Aldonza de Mendoza, Íñigo López de Mendoza y Juan Hurtado de Mendoza. La muerte de la hermana solucionó el problema y don Íñigo fue nombrado conde del Real de Manzanares y primer marqués de Santillana.”

http://slroute.com/2018/05/04/presentacion-3/%5B:zh%5D

Disputes in Manzanares el Real

The territories and stories of Madrid and Segovia have been linked and separated, since time immemorial, by Guadarrama mountain range, which has witnessed their fights for the lands. The territory passed from one to another, until the kings Ferdinand III and Alfonso X decided to put an end to the disagreements through the common ownership of the forests and pastures. Concerning the Mendoza family:

‘The death of Diego Hurtado de Mendoza caused an inheritance problem between the Castile admiral’s sons: Aldonza de Mendoza, Íñigo López de Mendoza and Juan Hurtado de Mendoza. The death of their sister solved the problem and don Íñigo was appointed count of the Real de Manzanares and first marquis of Santillana.’

LOS LITIGIOS DE MANZANARES EL REAL

Las tierras así como las historias de Madrid y Segovia han estado unidas y separadas desde antiguo por la sierra de Guadarrama, testigo fiel de las disputas por la posesión de las tierras que pasaban de unas manos a otras hasta que los soberanos Fernando III y Alfonso X decidieron poner fin a tanto desacuerdo a través del uso en común de bosques y pastos por ambas comunidades. Entre 1375 y 1383 la corona cedió las tierras de Manzanares a Pedro González de Mendoza y sus descendientes. Ante las iras de los dos Consejos, la familia Mendoza, dueña y señora del Real de Manzanares, suscribió por escrito un acuerdo entre la villa de Madrid y la ciudad de Segovia para el uso mancomunado de los pastos y caza del territorio referido. Con respecto a la familia Mendoza:

“La muerte de Diego Hurtado de Mendoza provocó un problema hereditario entre los tres hijos del almirante de Castilla: Aldonza de Mendoza, Íñigo López de Mendoza y Juan Hurtado de Mendoza. La muerte de la hermana solucionó el problema y don Íñigo fue nombrado conde del Real de Manzanares y primer marqués de Santillana.”

http://slroute.com/2018/05/04/presentacion-3/%5B:ru%5D

Конфликты в Мансанарес-эль-Реаль


Озвучивание: Светлана Хусаинова

Земли и истории Мадрида и Сеговии соединялись и разделялись с древних веков горами Сьерра-де-Гуадаррама — верными свидетелями конфликтов за обладание землями, которые переходили из одних рук в другие до тех пор, пока Фернандо III и Альфонсо X не покончили с этим разногласием, решив пользоваться лесами и пастбищами совместно. С 1375 по 1383 г.г. королевство отдало земли Мансанареса Педро Гонсалесу де Мендоса и его потомкам. Столкнувшись с гневом двух Советов, семья Мендоса, которой принадлежал Реаль-де-Мансанарес, и которая в нём господствовала, подписала между Мадридом и Сеговией договор о совместном использовании пастбищ и охоты на этой территории. Что касается семьи Мендоса, то «Смерть Диего Уртадо де Мендоса привела к наследственной распре между тремя детьми адмирала Кастилии: Альдонсы де Мендоса, Иньиго Лопеса де Мендоса и Хуана Уртадо де Мендоса. Смерть сестры решила проблему, и дона Иньиго провозгласили графом Реаля-де-Мансанареса и первым маркизом Сантильяна».

LOS LITIGIOS DE MANZANARES EL REAL

Las tierras así como las historias de Madrid y Segovia han estado unidas y separadas desde antiguo por la sierra de Guadarrama, testigo fiel de las disputas por la posesión de las tierras que pasaban de unas manos a otras hasta que los soberanos Fernando III y Alfonso X decidieron poner fin a tanto desacuerdo a través del uso en común de bosques y pastos por ambas comunidades. Entre 1375 y 1383 la corona cedió las tierras de Manzanares a Pedro González de Mendoza y sus descendientes. Ante las iras de los dos Consejos, la familia Mendoza, dueña y señora del Real de Manzanares, suscribió por escrito un acuerdo entre la villa de Madrid y la ciudad de Segovia para el uso mancomunado de los pastos y caza del territorio referido. Con respecto a la familia Mendoza:

“La muerte de Diego Hurtado de Mendoza provocó un problema hereditario entre los tres hijos del almirante de Castilla: Aldonza de Mendoza, Íñigo López de Mendoza y Juan Hurtado de Mendoza. La muerte de la hermana solucionó el problema y don Íñigo fue nombrado conde del Real de Manzanares y primer marqués de Santillana.”

http://slroute.com/2018/05/04/presentacion-3/%5B:fr%5D

Disputes à Manzanares el Real

 Les territoires et les légendes de Madrid et Segovia ont été liés et séparés depuis toujours par la « sierra de Guadarrama », témoigne des conflits fonciers pour les territoires qui ont passé d’une main à l’autre jusqu’au moment où les rois Ferdinard III et Alphonse X ont décidé de mettre fin à ces disputes en établissant l’usage collectif des forêts et des prairies de la part des deux communautés. Entre 1375 et 1383 la couronne a cédé les territoires de Manzanares à Pedro González de Mendoza et à ses descendants. Cependant, cela a suscité de plaintes des Conseils et  la famille Mendoza, propriétaire du « Real de Manzanares ». On a signé un accord écrit  entre Madrid et Segovia afin de permettre l’usage collectif des prairies et d’autoriser la chasse dans ces territoires. En ce qui concerne la famille Mendoza :

« Le décès de Diego de Hurtado et Mendoza a provoqué un problème héréditaire parmi  les trois héritiers de l’almiral de Castille : Aldonza de Mendoza, Iñigo López de Mendoza et Juan Hurtado de Mendoz. Le décès de la sœur a résolu le problème et Iñigo a été nommé comte du Real Manzanares et premier marquis de Santillana. 

LOS LITIGIOS DE MANZANARES EL REAL

Las tierras así como las historias de Madrid y Segovia han estado unidas y separadas desde antiguo por la sierra de Guadarrama, testigo fiel de las disputas por la posesión de las tierras que pasaban de unas manos a otras hasta que los soberanos Fernando III y Alfonso X decidieron poner fin a tanto desacuerdo a través del uso en común de bosques y pastos por ambas comunidades. Entre 1375 y 1383 la corona cedió las tierras de Manzanares a Pedro González de Mendoza y sus descendientes. Ante las iras de los dos Consejos, la familia Mendoza, dueña y señora del Real de Manzanares, suscribió por escrito un acuerdo entre la villa de Madrid y la ciudad de Segovia para el uso mancomunado de los pastos y caza del territorio referido. Con respecto a la familia Mendoza:

“La muerte de Diego Hurtado de Mendoza provocó un problema hereditario entre los tres hijos del almirante de Castilla: Aldonza de Mendoza, Íñigo López de Mendoza y Juan Hurtado de Mendoza. La muerte de la hermana solucionó el problema y don Íñigo fue nombrado conde del Real de Manzanares y primer marqués de Santillana.”

http://slroute.com/2018/05/04/presentacion-3/%5B:pt%5D

Disputes in Manzanares el Real

The territories and stories of Madrid and Segovia have been linked and separated, since time immemorial, by Guadarrama mountain range, which has witnessed their fights for the lands. The territory passed from one to another, until the kings Ferdinand III and Alfonso X decided to put an end to the disagreements through the common ownership of the forests and pastures. Concerning the Mendoza family:

‘The death of Diego Hurtado de Mendoza caused an inheritance problem between the Castile admiral’s sons: Aldonza de Mendoza, Íñigo López de Mendoza and Juan Hurtado de Mendoza. The death of their sister solved the problem and don Íñigo was appointed count of the Real de Manzanares and first marquis of Santillana.’

LOS LITIGIOS DE MANZANARES EL REAL

Las tierras así como las historias de Madrid y Segovia han estado unidas y separadas desde antiguo por la sierra de Guadarrama, testigo fiel de las disputas por la posesión de las tierras que pasaban de unas manos a otras hasta que los soberanos Fernando III y Alfonso X decidieron poner fin a tanto desacuerdo a través del uso en común de bosques y pastos por ambas comunidades. Entre 1375 y 1383 la corona cedió las tierras de Manzanares a Pedro González de Mendoza y sus descendientes. Ante las iras de los dos Consejos, la familia Mendoza, dueña y señora del Real de Manzanares, suscribió por escrito un acuerdo entre la villa de Madrid y la ciudad de Segovia para el uso mancomunado de los pastos y caza del territorio referido. Con respecto a la familia Mendoza:

“La muerte de Diego Hurtado de Mendoza provocó un problema hereditario entre los tres hijos del almirante de Castilla: Aldonza de Mendoza, Íñigo López de Mendoza y Juan Hurtado de Mendoza. La muerte de la hermana solucionó el problema y don Íñigo fue nombrado conde del Real de Manzanares y primer marqués de Santillana.”

http://slroute.com/2018/05/04/presentacion-3/%5B:pb%5D

Disputes in Manzanares el Real

The territories and stories of Madrid and Segovia have been linked and separated, since time immemorial, by Guadarrama mountain range, which has witnessed their fights for the lands. The territory passed from one to another, until the kings Ferdinand III and Alfonso X decided to put an end to the disagreements through the common ownership of the forests and pastures. Concerning the Mendoza family:

‘The death of Diego Hurtado de Mendoza caused an inheritance problem between the Castile admiral’s sons: Aldonza de Mendoza, Íñigo López de Mendoza and Juan Hurtado de Mendoza. The death of their sister solved the problem and don Íñigo was appointed count of the Real de Manzanares and first marquis of Santillana.’

LOS LITIGIOS DE MANZANARES EL REAL

Las tierras así como las historias de Madrid y Segovia han estado unidas y separadas desde antiguo por la sierra de Guadarrama, testigo fiel de las disputas por la posesión de las tierras que pasaban de unas manos a otras hasta que los soberanos Fernando III y Alfonso X decidieron poner fin a tanto desacuerdo a través del uso en común de bosques y pastos por ambas comunidades. Entre 1375 y 1383 la corona cedió las tierras de Manzanares a Pedro González de Mendoza y sus descendientes. Ante las iras de los dos Consejos, la familia Mendoza, dueña y señora del Real de Manzanares, suscribió por escrito un acuerdo entre la villa de Madrid y la ciudad de Segovia para el uso mancomunado de los pastos y caza del territorio referido. Con respecto a la familia Mendoza:

“La muerte de Diego Hurtado de Mendoza provocó un problema hereditario entre los tres hijos del almirante de Castilla: Aldonza de Mendoza, Íñigo López de Mendoza y Juan Hurtado de Mendoza. La muerte de la hermana solucionó el problema y don Íñigo fue nombrado conde del Real de Manzanares y primer marqués de Santillana.”

http://slroute.com/2018/05/04/presentacion-3/%5B:de%5D

Disputes in Manzanares el Real

The territories and stories of Madrid and Segovia have been linked and separated, since time immemorial, by Guadarrama mountain range, which has witnessed their fights for the lands. The territory passed from one to another, until the kings Ferdinand III and Alfonso X decided to put an end to the disagreements through the common ownership of the forests and pastures. Concerning the Mendoza family:

‘The death of Diego Hurtado de Mendoza caused an inheritance problem between the Castile admiral’s sons: Aldonza de Mendoza, Íñigo López de Mendoza and Juan Hurtado de Mendoza. The death of their sister solved the problem and don Íñigo was appointed count of the Real de Manzanares and first marquis of Santillana.’

LOS LITIGIOS DE MANZANARES EL REAL

Las tierras así como las historias de Madrid y Segovia han estado unidas y separadas desde antiguo por la sierra de Guadarrama, testigo fiel de las disputas por la posesión de las tierras que pasaban de unas manos a otras hasta que los soberanos Fernando III y Alfonso X decidieron poner fin a tanto desacuerdo a través del uso en común de bosques y pastos por ambas comunidades. Entre 1375 y 1383 la corona cedió las tierras de Manzanares a Pedro González de Mendoza y sus descendientes. Ante las iras de los dos Consejos, la familia Mendoza, dueña y señora del Real de Manzanares, suscribió por escrito un acuerdo entre la villa de Madrid y la ciudad de Segovia para el uso mancomunado de los pastos y caza del territorio referido. Con respecto a la familia Mendoza:

“La muerte de Diego Hurtado de Mendoza provocó un problema hereditario entre los tres hijos del almirante de Castilla: Aldonza de Mendoza, Íñigo López de Mendoza y Juan Hurtado de Mendoza. La muerte de la hermana solucionó el problema y don Íñigo fue nombrado conde del Real de Manzanares y primer marqués de Santillana.”

http://slroute.com/2018/05/04/presentacion-3/%5B:it%5D

Disputes in Manzanares el Real

The territories and stories of Madrid and Segovia have been linked and separated, since time immemorial, by Guadarrama mountain range, which has witnessed their fights for the lands. The territory passed from one to another, until the kings Ferdinand III and Alfonso X decided to put an end to the disagreements through the common ownership of the forests and pastures. Concerning the Mendoza family:

‘The death of Diego Hurtado de Mendoza caused an inheritance problem between the Castile admiral’s sons: Aldonza de Mendoza, Íñigo López de Mendoza and Juan Hurtado de Mendoza. The death of their sister solved the problem and don Íñigo was appointed count of the Real de Manzanares and first marquis of Santillana.’

LOS LITIGIOS DE MANZANARES EL REAL

Las tierras así como las historias de Madrid y Segovia han estado unidas y separadas desde antiguo por la sierra de Guadarrama, testigo fiel de las disputas por la posesión de las tierras que pasaban de unas manos a otras hasta que los soberanos Fernando III y Alfonso X decidieron poner fin a tanto desacuerdo a través del uso en común de bosques y pastos por ambas comunidades. Entre 1375 y 1383 la corona cedió las tierras de Manzanares a Pedro González de Mendoza y sus descendientes. Ante las iras de los dos Consejos, la familia Mendoza, dueña y señora del Real de Manzanares, suscribió por escrito un acuerdo entre la villa de Madrid y la ciudad de Segovia para el uso mancomunado de los pastos y caza del territorio referido. Con respecto a la familia Mendoza:

“La muerte de Diego Hurtado de Mendoza provocó un problema hereditario entre los tres hijos del almirante de Castilla: Aldonza de Mendoza, Íñigo López de Mendoza y Juan Hurtado de Mendoza. La muerte de la hermana solucionó el problema y don Íñigo fue nombrado conde del Real de Manzanares y primer marqués de Santillana.”

http://slroute.com/2018/05/04/presentacion-3/%5B:ar%5D

Disputes in Manzanares el Real

The territories and stories of Madrid and Segovia have been linked and separated, since time immemorial, by Guadarrama mountain range, which has witnessed their fights for the lands. The territory passed from one to another, until the kings Ferdinand III and Alfonso X decided to put an end to the disagreements through the common ownership of the forests and pastures. Concerning the Mendoza family:

‘The death of Diego Hurtado de Mendoza caused an inheritance problem between the Castile admiral’s sons: Aldonza de Mendoza, Íñigo López de Mendoza and Juan Hurtado de Mendoza. The death of their sister solved the problem and don Íñigo was appointed count of the Real de Manzanares and first marquis of Santillana.’

LOS LITIGIOS DE MANZANARES EL REAL

Las tierras así como las historias de Madrid y Segovia han estado unidas y separadas desde antiguo por la sierra de Guadarrama, testigo fiel de las disputas por la posesión de las tierras que pasaban de unas manos a otras hasta que los soberanos Fernando III y Alfonso X decidieron poner fin a tanto desacuerdo a través del uso en común de bosques y pastos por ambas comunidades. Entre 1375 y 1383 la corona cedió las tierras de Manzanares a Pedro González de Mendoza y sus descendientes. Ante las iras de los dos Consejos, la familia Mendoza, dueña y señora del Real de Manzanares, suscribió por escrito un acuerdo entre la villa de Madrid y la ciudad de Segovia para el uso mancomunado de los pastos y caza del territorio referido. Con respecto a la familia Mendoza:

“La muerte de Diego Hurtado de Mendoza provocó un problema hereditario entre los tres hijos del almirante de Castilla: Aldonza de Mendoza, Íñigo López de Mendoza y Juan Hurtado de Mendoza. La muerte de la hermana solucionó el problema y don Íñigo fue nombrado conde del Real de Manzanares y primer marqués de Santillana.”

http://slroute.com/2018/05/04/presentacion-3/%5B:ja%5D

Disputes in Manzanares el Real

The territories and stories of Madrid and Segovia have been linked and separated, since time immemorial, by Guadarrama mountain range, which has witnessed their fights for the lands. The territory passed from one to another, until the kings Ferdinand III and Alfonso X decided to put an end to the disagreements through the common ownership of the forests and pastures. Concerning the Mendoza family:

‘The death of Diego Hurtado de Mendoza caused an inheritance problem between the Castile admiral’s sons: Aldonza de Mendoza, Íñigo López de Mendoza and Juan Hurtado de Mendoza. The death of their sister solved the problem and don Íñigo was appointed count of the Real de Manzanares and first marquis of Santillana.’

LOS LITIGIOS DE MANZANARES EL REAL

Las tierras así como las historias de Madrid y Segovia han estado unidas y separadas desde antiguo por la sierra de Guadarrama, testigo fiel de las disputas por la posesión de las tierras que pasaban de unas manos a otras hasta que los soberanos Fernando III y Alfonso X decidieron poner fin a tanto desacuerdo a través del uso en común de bosques y pastos por ambas comunidades. Entre 1375 y 1383 la corona cedió las tierras de Manzanares a Pedro González de Mendoza y sus descendientes. Ante las iras de los dos Consejos, la familia Mendoza, dueña y señora del Real de Manzanares, suscribió por escrito un acuerdo entre la villa de Madrid y la ciudad de Segovia para el uso mancomunado de los pastos y caza del territorio referido. Con respecto a la familia Mendoza:

“La muerte de Diego Hurtado de Mendoza provocó un problema hereditario entre los tres hijos del almirante de Castilla: Aldonza de Mendoza, Íñigo López de Mendoza y Juan Hurtado de Mendoza. La muerte de la hermana solucionó el problema y don Íñigo fue nombrado conde del Real de Manzanares y primer marqués de Santillana.”

http://slroute.com/2018/05/04/presentacion-3/%5B:pl%5D

Disputes in Manzanares el Real

The territories and stories of Madrid and Segovia have been linked and separated, since time immemorial, by Guadarrama mountain range, which has witnessed their fights for the lands. The territory passed from one to another, until the kings Ferdinand III and Alfonso X decided to put an end to the disagreements through the common ownership of the forests and pastures. Concerning the Mendoza family:

‘The death of Diego Hurtado de Mendoza caused an inheritance problem between the Castile admiral’s sons: Aldonza de Mendoza, Íñigo López de Mendoza and Juan Hurtado de Mendoza. The death of their sister solved the problem and don Íñigo was appointed count of the Real de Manzanares and first marquis of Santillana.’

LOS LITIGIOS DE MANZANARES EL REAL

Las tierras así como las historias de Madrid y Segovia han estado unidas y separadas desde antiguo por la sierra de Guadarrama, testigo fiel de las disputas por la posesión de las tierras que pasaban de unas manos a otras hasta que los soberanos Fernando III y Alfonso X decidieron poner fin a tanto desacuerdo a través del uso en común de bosques y pastos por ambas comunidades. Entre 1375 y 1383 la corona cedió las tierras de Manzanares a Pedro González de Mendoza y sus descendientes. Ante las iras de los dos Consejos, la familia Mendoza, dueña y señora del Real de Manzanares, suscribió por escrito un acuerdo entre la villa de Madrid y la ciudad de Segovia para el uso mancomunado de los pastos y caza del territorio referido. Con respecto a la familia Mendoza:

“La muerte de Diego Hurtado de Mendoza provocó un problema hereditario entre los tres hijos del almirante de Castilla: Aldonza de Mendoza, Íñigo López de Mendoza y Juan Hurtado de Mendoza. La muerte de la hermana solucionó el problema y don Íñigo fue nombrado conde del Real de Manzanares y primer marqués de Santillana.”

http://slroute.com/2018/05/04/presentacion-3/%5B:ro%5D

Disputes in Manzanares el Real

The territories and stories of Madrid and Segovia have been linked and separated, since time immemorial, by Guadarrama mountain range, which has witnessed their fights for the lands. The territory passed from one to another, until the kings Ferdinand III and Alfonso X decided to put an end to the disagreements through the common ownership of the forests and pastures. Concerning the Mendoza family:

‘The death of Diego Hurtado de Mendoza caused an inheritance problem between the Castile admiral’s sons: Aldonza de Mendoza, Íñigo López de Mendoza and Juan Hurtado de Mendoza. The death of their sister solved the problem and don Íñigo was appointed count of the Real de Manzanares and first marquis of Santillana.’

LOS LITIGIOS DE MANZANARES EL REAL

Las tierras así como las historias de Madrid y Segovia han estado unidas y separadas desde antiguo por la sierra de Guadarrama, testigo fiel de las disputas por la posesión de las tierras que pasaban de unas manos a otras hasta que los soberanos Fernando III y Alfonso X decidieron poner fin a tanto desacuerdo a través del uso en común de bosques y pastos por ambas comunidades. Entre 1375 y 1383 la corona cedió las tierras de Manzanares a Pedro González de Mendoza y sus descendientes. Ante las iras de los dos Consejos, la familia Mendoza, dueña y señora del Real de Manzanares, suscribió por escrito un acuerdo entre la villa de Madrid y la ciudad de Segovia para el uso mancomunado de los pastos y caza del territorio referido. Con respecto a la familia Mendoza:

“La muerte de Diego Hurtado de Mendoza provocó un problema hereditario entre los tres hijos del almirante de Castilla: Aldonza de Mendoza, Íñigo López de Mendoza y Juan Hurtado de Mendoza. La muerte de la hermana solucionó el problema y don Íñigo fue nombrado conde del Real de Manzanares y primer marqués de Santillana.”

http://slroute.com/2018/05/04/presentacion-3/%5B:%5D