RASCAFRÍA

[:es]

HISTORIA de RASCAFRÍA


 

Este pueblo del valle de Lozoya conserva una arquitectura popular propia de la sierra de Guadarrama, y dentro de su término municipal se halla el Parque Natural de Peñalara y el Arboreto Giner de los Ríos.

Entre algunos de sus monumentos destaca el Monasterio de El Paular, uno de los más importantes de la zona norte de la Comunidad de Madrid.

El origen del pueblo se remonta a la Edad Media y se encuentra ligado a la repoblación de la Sierra llevada a cabo por pobladores segovianos.

En el siglo XIV se fundó la Cartuja de El Paular, al pie del macizo de Peñalara, entre bosques de pinos y robles. Antiguos palacios y pabellones de caza de Juan I, así como las tierras que los rodeaban y distintas Rentas fueron donados a la Orden Cartuja.

Se tienen muy pocos datos del municipio en los siglos XVI y XVII. Los únicos edificios singulares conservados de esta época son la Iglesia Parroquial de San Andrés y La Casona, complejo residencial con huerta y jardín.

En el siglo XVIII (1751) Rascafría estaba habitada por 206 vecinos. Su economía estaba centrada en la ganadería, y también en algunos cultivos de regadío, frutales y algo de trigo, centeno y lino. La villa poseía dos molinos harineros, una taberna, una carnicería, un mesón y un hospital para transeúntes.

Tras la reestructuración provincial realizada en 1833, Rascafría pasó a formar parte de la provincia de Madrid.

[:en]

HISTORY OF RASCAFRÍA

This village, located in Lozoya valley, maintains a traditional architecture typical from Guadarrama Mountains. The Peñalara Natural Reserve and the Giner de los Ríos Arboretum are also part of this municipal district. One of the most spectacular monuments in Rascafría is El Paular Monastery, which is also one of the most important buildings in Madrid.

The origin of the village dates back from the Middle Age and it is linked to the repopulation of the mountain range, carried out by inhabitants of Segovia. The Charterhouse of El Paular was built in the 16th century, at the foot of the Peñalara massif, among pinewoods and oak woods. The old palaces, John I’s hunting lodges and the surrounding territory were donated to the Carthusian Order.

We preserve very few documents about this place from the 16th to the 17th century. The only special buildings from that time that remain standing are the Iglesia Parroquial de San Andrés and La Casona, a residential complex with a garden and a vegetable garden.

In the 18th century, 1751 to be exact, Rascafría was inhabited by 206 neighbours. Its economy was focused on stockbreeding, irrigated crops, fruit trees and some wheat, rye and flax. The village had two waterwheels, a tavern, a butcher’s shop, a restaurant and a hospital for temporary residents. After the provincial restoration, carried out in 1833, Rascafría became part of the province of Madrid.

HISTORIA de RASCAFRÍA


 

Este pueblo del valle de Lozoya conserva una arquitectura popular propia de la sierra de Guadarrama, y dentro de su término municipal se halla el Parque Natural de Peñalara y el Arboreto Giner de los Ríos.

Entre algunos de sus monumentos destaca el Monasterio de El Paular, uno de los más importantes de la zona norte de la Comunidad de Madrid.

 El origen del pueblo se remonta a la Edad Media y se encuentra ligado a la repoblación de la Sierra llevada a cabo por pobladores segovianos.

En el siglo XIV se fundó la Cartuja de El Paular, al pie del macizo de Peñalara, entre bosques de pinos y robles. Antiguos palacios y pabellones de caza de Juan I, así como las tierras que los rodeaban y distintas Rentas fueron donados a la Orden Cartuja.

Se tienen muy pocos datos del municipio en los siglos XVI y XVII. Los únicos edificios singulares conservados de esta época son la Iglesia Parroquial de San Andrés y La Casona, complejo residencial con huerta y jardín.

En el siglo XVIII (1751) Rascafría estaba habitada por 206 vecinos. Su economía estaba centrada en la ganadería, y también en algunos cultivos de regadío, frutales y algo de trigo, centeno y lino. La villa poseía dos molinos harineros, una taberna, una carnicería, un mesón y un hospital para transeúntes.

Tras la reestructuración provincial realizada en 1833, Rascafría pasó a formar parte de la provincia de Madrid.

[:zh]

HISTORY OF RASCAFRÍA

This village, located in Lozoya valley, maintains a traditional architecture typical from Guadarrama Mountains. The Peñalara Natural Reserve and the Giner de los Ríos Arboretum are also part of this municipal district. One of the most spectacular monuments in Rascafría is El Paular Monastery, which is also one of the most important buildings in Madrid.

The origin of the village dates back from the Middle Age and it is linked to the repopulation of the mountain range, carried out by inhabitants of Segovia. The Charterhouse of El Paular was built in the 16th century, at the foot of the Peñalara massif, among pinewoods and oak woods. The old palaces, John I’s hunting lodges and the surrounding territory were donated to the Carthusian Order.

We preserve very few documents about this place from the 16th to the 17th century. The only special buildings from that time that remain standing are the Iglesia Parroquial de San Andrés and La Casona, a residential complex with a garden and a vegetable garden.

In the 18th century, 1751 to be exact, Rascafría was inhabited by 206 neighbours. Its economy was focused on stockbreeding, irrigated crops, fruit trees and some wheat, rye and flax. The village had two waterwheels, a tavern, a butcher’s shop, a restaurant and a hospital for temporary residents. After the provincial restoration, carried out in 1833, Rascafría became part of the province of Madrid.

HISTORIA de RASCAFRÍA


 

Este pueblo del valle de Lozoya conserva una arquitectura popular propia de la sierra de Guadarrama, y dentro de su término municipal se halla el Parque Natural de Peñalara y el Arboreto Giner de los Ríos.

Entre algunos de sus monumentos destaca el Monasterio de El Paular, uno de los más importantes de la zona norte de la Comunidad de Madrid.

 El origen del pueblo se remonta a la Edad Media y se encuentra ligado a la repoblación de la Sierra llevada a cabo por pobladores segovianos.

En el siglo XIV se fundó la Cartuja de El Paular, al pie del macizo de Peñalara, entre bosques de pinos y robles. Antiguos palacios y pabellones de caza de Juan I, así como las tierras que los rodeaban y distintas Rentas fueron donados a la Orden Cartuja.

Se tienen muy pocos datos del municipio en los siglos XVI y XVII. Los únicos edificios singulares conservados de esta época son la Iglesia Parroquial de San Andrés y La Casona, complejo residencial con huerta y jardín.

En el siglo XVIII (1751) Rascafría estaba habitada por 206 vecinos. Su economía estaba centrada en la ganadería, y también en algunos cultivos de regadío, frutales y algo de trigo, centeno y lino. La villa poseía dos molinos harineros, una taberna, una carnicería, un mesón y un hospital para transeúntes.

Tras la reestructuración provincial realizada en 1833, Rascafría pasó a formar parte de la provincia de Madrid.

[:ru]

История города


Озвучивание: Светлана Хусаинова

Этот город в долине Лозоя сохраняет народную архитектуру, типичную в горах Гуадаррама. В его муниципальных пределах находится Природный парк Пеньялара (Parque Naturale de Peñalara) и Дендрарий Гинер де лос Риос (Arboreto Giner de los Ríos).

Среди его памятников можно отметить Монастырь Эль Паулар (Monasterio de El Paular) —  один из важнейших на севере мадридского региона.

Происхождение города уходит в Средневековье и связано с новым заселением Сьерры, осуществлённым жителями Сеговии.

В XIV веке был основан Монастырь Эль Паулар (Cartuja de El Paular) у подножия массива Пеньялара, среди сосновых и дубовых лесов. Древние дворцы и охотничьи домики Хуана I, вместе с землёй вокруг них и различными доходами, были переданы в дар Картезианскому ордену.

Почти нет данных о муниципалитете XVI-XVII веков. Единственные уникальные здания, сохранившиеся с этого периода — это приходская церковь Святого Андрея (Iglesia Parroquial de San Andrés) и Ла Касона (La Casona), жилое помещение с огородом и садом.

В XVIII веке (1751) Раскафриу населяли 206 человек. Экономическая деятельность была в основном сосредоточена на разведении скота, а также на выращивании различных орошаемых культур, плодовых деревьев, пшеницы, ржи и льна. В городе было две мельницы, таверна, мясная лавка, постоялый двор и больница для проезжих.

После провинциальной реструктуризации, проведённой в 1833 году, Раскафриа стала частью Мадрида.

HISTORIA de RASCAFRÍA


 

Este pueblo del valle de Lozoya conserva una arquitectura popular propia de la sierra de Guadarrama, y dentro de su término municipal se halla el Parque Natural de Peñalara y el Arboreto Giner de los Ríos.

Entre algunos de sus monumentos destaca el Monasterio de El Paular, uno de los más importantes de la zona norte de la Comunidad de Madrid.

 El origen del pueblo se remonta a la Edad Media y se encuentra ligado a la repoblación de la Sierra llevada a cabo por pobladores segovianos.

En el siglo XIV se fundó la Cartuja de El Paular, al pie del macizo de Peñalara, entre bosques de pinos y robles. Antiguos palacios y pabellones de caza de Juan I, así como las tierras que los rodeaban y distintas Rentas fueron donados a la Orden Cartuja.

Se tienen muy pocos datos del municipio en los siglos XVI y XVII. Los únicos edificios singulares conservados de esta época son la Iglesia Parroquial de San Andrés y La Casona, complejo residencial con huerta y jardín.

En el siglo XVIII (1751) Rascafría estaba habitada por 206 vecinos. Su economía estaba centrada en la ganadería, y también en algunos cultivos de regadío, frutales y algo de trigo, centeno y lino. La villa poseía dos molinos harineros, una taberna, una carnicería, un mesón y un hospital para transeúntes.

Tras la reestructuración provincial realizada en 1833, Rascafría pasó a formar parte de la provincia de Madrid.

[:fr]

HISTOIRE DE RASCAFRÍA

Ce village de la vallée de Lozoya conserve une architecture populaire typique de la sierra de Guadarrama. Son terme municipal se trouve dans la Reserve naturelle de Peñalara et l’Arboretum Giner de los Ríos.

Parmi les monuments du village il faut souligner le Monastère de El Paular, l’un des plus importants du nord de la Communauté de Madrid. L’origine du village remonte au Moyen Âge et il se trouve lié au repeuplement de la Sierra que les habitants de Ségovie ont réalisé.

Au XIVe siècle la Chartreuse de El Paular a été fondée au pied du massif montagneux de Peñalara, parmi des bois des pins et des chênes.  Les anciens palais et les pavillons de chasse de Jean Ier, ainsi que les territoires qui les entouraient ont été donnés à l’Ordre Chartreuse.

On préserve peu de sources sur le municipe qui datent du XVIe et du XVIIe siècle. Les seuls bâtiments caractéristiques de cette époque-là ce sont la Iglesia Parroquial de San Andrés et La Casona, un complexe résidentiel avec un verger et un jardin.

Au XVIIIe siècle (1751), Rascafría avait 206 habitants. Son économie se basait sur l’élevage mais aussi sur les terres irriguées, la plantation des arbres fruitiers ainsi que du blé, du seigle et du lin. La ville avait deux moulins, une taverne, une boucherie, une auberge et un hôpital pour des résidents temporels.

Après la restructuration provinciale, réalisée en 1833, Rascafría a fait partie de la province de Madrid.

HISTORIA de RASCAFRÍA


 

Este pueblo del valle de Lozoya conserva una arquitectura popular propia de la sierra de Guadarrama, y dentro de su término municipal se halla el Parque Natural de Peñalara y el Arboreto Giner de los Ríos.

Entre algunos de sus monumentos destaca el Monasterio de El Paular, uno de los más importantes de la zona norte de la Comunidad de Madrid.

 El origen del pueblo se remonta a la Edad Media y se encuentra ligado a la repoblación de la Sierra llevada a cabo por pobladores segovianos.

En el siglo XIV se fundó la Cartuja de El Paular, al pie del macizo de Peñalara, entre bosques de pinos y robles. Antiguos palacios y pabellones de caza de Juan I, así como las tierras que los rodeaban y distintas Rentas fueron donados a la Orden Cartuja.

Se tienen muy pocos datos del municipio en los siglos XVI y XVII. Los únicos edificios singulares conservados de esta época son la Iglesia Parroquial de San Andrés y La Casona, complejo residencial con huerta y jardín.

En el siglo XVIII (1751) Rascafría estaba habitada por 206 vecinos. Su economía estaba centrada en la ganadería, y también en algunos cultivos de regadío, frutales y algo de trigo, centeno y lino. La villa poseía dos molinos harineros, una taberna, una carnicería, un mesón y un hospital para transeúntes.

Tras la reestructuración provincial realizada en 1833, Rascafría pasó a formar parte de la provincia de Madrid.

[:pt]

HISTORY OF RASCAFRÍA

This village, located in Lozoya valley, maintains a traditional architecture typical from Guadarrama Mountains. The Peñalara Natural Reserve and the Giner de los Ríos Arboretum are also part of this municipal district. One of the most spectacular monuments in Rascafría is El Paular Monastery, which is also one of the most important buildings in Madrid.

The origin of the village dates back from the Middle Age and it is linked to the repopulation of the mountain range, carried out by inhabitants of Segovia. The Charterhouse of El Paular was built in the 16th century, at the foot of the Peñalara massif, among pinewoods and oak woods. The old palaces, John I’s hunting lodges and the surrounding territory were donated to the Carthusian Order.

We preserve very few documents about this place from the 16th to the 17th century. The only special buildings from that time that remain standing are the Iglesia Parroquial de San Andrés and La Casona, a residential complex with a garden and a vegetable garden.

In the 18th century, 1751 to be exact, Rascafría was inhabited by 206 neighbours. Its economy was focused on stockbreeding, irrigated crops, fruit trees and some wheat, rye and flax. The village had two waterwheels, a tavern, a butcher’s shop, a restaurant and a hospital for temporary residents. After the provincial restoration, carried out in 1833, Rascafría became part of the province of Madrid.

HISTORIA de RASCAFRÍA


 

Este pueblo del valle de Lozoya conserva una arquitectura popular propia de la sierra de Guadarrama, y dentro de su término municipal se halla el Parque Natural de Peñalara y el Arboreto Giner de los Ríos.

Entre algunos de sus monumentos destaca el Monasterio de El Paular, uno de los más importantes de la zona norte de la Comunidad de Madrid.

 El origen del pueblo se remonta a la Edad Media y se encuentra ligado a la repoblación de la Sierra llevada a cabo por pobladores segovianos.

En el siglo XIV se fundó la Cartuja de El Paular, al pie del macizo de Peñalara, entre bosques de pinos y robles. Antiguos palacios y pabellones de caza de Juan I, así como las tierras que los rodeaban y distintas Rentas fueron donados a la Orden Cartuja.

Se tienen muy pocos datos del municipio en los siglos XVI y XVII. Los únicos edificios singulares conservados de esta época son la Iglesia Parroquial de San Andrés y La Casona, complejo residencial con huerta y jardín.

En el siglo XVIII (1751) Rascafría estaba habitada por 206 vecinos. Su economía estaba centrada en la ganadería, y también en algunos cultivos de regadío, frutales y algo de trigo, centeno y lino. La villa poseía dos molinos harineros, una taberna, una carnicería, un mesón y un hospital para transeúntes.

Tras la reestructuración provincial realizada en 1833, Rascafría pasó a formar parte de la provincia de Madrid.

[:pb]

HISTORY OF RASCAFRÍA

This village, located in Lozoya valley, maintains a traditional architecture typical from Guadarrama Mountains. The Peñalara Natural Reserve and the Giner de los Ríos Arboretum are also part of this municipal district. One of the most spectacular monuments in Rascafría is El Paular Monastery, which is also one of the most important buildings in Madrid.

The origin of the village dates back from the Middle Age and it is linked to the repopulation of the mountain range, carried out by inhabitants of Segovia. The Charterhouse of El Paular was built in the 16th century, at the foot of the Peñalara massif, among pinewoods and oak woods. The old palaces, John I’s hunting lodges and the surrounding territory were donated to the Carthusian Order.

We preserve very few documents about this place from the 16th to the 17th century. The only special buildings from that time that remain standing are the Iglesia Parroquial de San Andrés and La Casona, a residential complex with a garden and a vegetable garden.

In the 18th century, 1751 to be exact, Rascafría was inhabited by 206 neighbours. Its economy was focused on stockbreeding, irrigated crops, fruit trees and some wheat, rye and flax. The village had two waterwheels, a tavern, a butcher’s shop, a restaurant and a hospital for temporary residents. After the provincial restoration, carried out in 1833, Rascafría became part of the province of Madrid.

HISTORIA de RASCAFRÍA


 

Este pueblo del valle de Lozoya conserva una arquitectura popular propia de la sierra de Guadarrama, y dentro de su término municipal se halla el Parque Natural de Peñalara y el Arboreto Giner de los Ríos.

Entre algunos de sus monumentos destaca el Monasterio de El Paular, uno de los más importantes de la zona norte de la Comunidad de Madrid.

 El origen del pueblo se remonta a la Edad Media y se encuentra ligado a la repoblación de la Sierra llevada a cabo por pobladores segovianos.

En el siglo XIV se fundó la Cartuja de El Paular, al pie del macizo de Peñalara, entre bosques de pinos y robles. Antiguos palacios y pabellones de caza de Juan I, así como las tierras que los rodeaban y distintas Rentas fueron donados a la Orden Cartuja.

Se tienen muy pocos datos del municipio en los siglos XVI y XVII. Los únicos edificios singulares conservados de esta época son la Iglesia Parroquial de San Andrés y La Casona, complejo residencial con huerta y jardín.

En el siglo XVIII (1751) Rascafría estaba habitada por 206 vecinos. Su economía estaba centrada en la ganadería, y también en algunos cultivos de regadío, frutales y algo de trigo, centeno y lino. La villa poseía dos molinos harineros, una taberna, una carnicería, un mesón y un hospital para transeúntes.

Tras la reestructuración provincial realizada en 1833, Rascafría pasó a formar parte de la provincia de Madrid. 

[:de]

HISTORY OF RASCAFRÍA

This village, located in Lozoya valley, maintains a traditional architecture typical from Guadarrama Mountains. The Peñalara Natural Reserve and the Giner de los Ríos Arboretum are also part of this municipal district. One of the most spectacular monuments in Rascafría is El Paular Monastery, which is also one of the most important buildings in Madrid.

The origin of the village dates back from the Middle Age and it is linked to the repopulation of the mountain range, carried out by inhabitants of Segovia. The Charterhouse of El Paular was built in the 16th century, at the foot of the Peñalara massif, among pinewoods and oak woods. The old palaces, John I’s hunting lodges and the surrounding territory were donated to the Carthusian Order.

We preserve very few documents about this place from the 16th to the 17th century. The only special buildings from that time that remain standing are the Iglesia Parroquial de San Andrés and La Casona, a residential complex with a garden and a vegetable garden.

In the 18th century, 1751 to be exact, Rascafría was inhabited by 206 neighbours. Its economy was focused on stockbreeding, irrigated crops, fruit trees and some wheat, rye and flax. The village had two waterwheels, a tavern, a butcher’s shop, a restaurant and a hospital for temporary residents. After the provincial restoration, carried out in 1833, Rascafría became part of the province of Madrid.

HISTORIA de RASCAFRÍA


 

Este pueblo del valle de Lozoya conserva una arquitectura popular propia de la sierra de Guadarrama, y dentro de su término municipal se halla el Parque Natural de Peñalara y el Arboreto Giner de los Ríos.

Entre algunos de sus monumentos destaca el Monasterio de El Paular, uno de los más importantes de la zona norte de la Comunidad de Madrid.

 El origen del pueblo se remonta a la Edad Media y se encuentra ligado a la repoblación de la Sierra llevada a cabo por pobladores segovianos.

En el siglo XIV se fundó la Cartuja de El Paular, al pie del macizo de Peñalara, entre bosques de pinos y robles. Antiguos palacios y pabellones de caza de Juan I, así como las tierras que los rodeaban y distintas Rentas fueron donados a la Orden Cartuja.

Se tienen muy pocos datos del municipio en los siglos XVI y XVII. Los únicos edificios singulares conservados de esta época son la Iglesia Parroquial de San Andrés y La Casona, complejo residencial con huerta y jardín.

En el siglo XVIII (1751) Rascafría estaba habitada por 206 vecinos. Su economía estaba centrada en la ganadería, y también en algunos cultivos de regadío, frutales y algo de trigo, centeno y lino. La villa poseía dos molinos harineros, una taberna, una carnicería, un mesón y un hospital para transeúntes.

Tras la reestructuración provincial realizada en 1833, Rascafría pasó a formar parte de la provincia de Madrid.

[:it]

HISTORY OF RASCAFRÍA

This village, located in Lozoya valley, maintains a traditional architecture typical from Guadarrama Mountains. The Peñalara Natural Reserve and the Giner de los Ríos Arboretum are also part of this municipal district. One of the most spectacular monuments in Rascafría is El Paular Monastery, which is also one of the most important buildings in Madrid.

The origin of the village dates back from the Middle Age and it is linked to the repopulation of the mountain range, carried out by inhabitants of Segovia. The Charterhouse of El Paular was built in the 16th century, at the foot of the Peñalara massif, among pinewoods and oak woods. The old palaces, John I’s hunting lodges and the surrounding territory were donated to the Carthusian Order.

We preserve very few documents about this place from the 16th to the 17th century. The only special buildings from that time that remain standing are the Iglesia Parroquial de San Andrés and La Casona, a residential complex with a garden and a vegetable garden.

In the 18th century, 1751 to be exact, Rascafría was inhabited by 206 neighbours. Its economy was focused on stockbreeding, irrigated crops, fruit trees and some wheat, rye and flax. The village had two waterwheels, a tavern, a butcher’s shop, a restaurant and a hospital for temporary residents. After the provincial restoration, carried out in 1833, Rascafría became part of the province of Madrid.

HISTORIA de RASCAFRÍA


 

Este pueblo del valle de Lozoya conserva una arquitectura popular propia de la sierra de Guadarrama, y dentro de su término municipal se halla el Parque Natural de Peñalara y el Arboreto Giner de los Ríos.

Entre algunos de sus monumentos destaca el Monasterio de El Paular, uno de los más importantes de la zona norte de la Comunidad de Madrid.

 El origen del pueblo se remonta a la Edad Media y se encuentra ligado a la repoblación de la Sierra llevada a cabo por pobladores segovianos.

En el siglo XIV se fundó la Cartuja de El Paular, al pie del macizo de Peñalara, entre bosques de pinos y robles. Antiguos palacios y pabellones de caza de Juan I, así como las tierras que los rodeaban y distintas Rentas fueron donados a la Orden Cartuja.

Se tienen muy pocos datos del municipio en los siglos XVI y XVII. Los únicos edificios singulares conservados de esta época son la Iglesia Parroquial de San Andrés y La Casona, complejo residencial con huerta y jardín.

En el siglo XVIII (1751) Rascafría estaba habitada por 206 vecinos. Su economía estaba centrada en la ganadería, y también en algunos cultivos de regadío, frutales y algo de trigo, centeno y lino. La villa poseía dos molinos harineros, una taberna, una carnicería, un mesón y un hospital para transeúntes.

Tras la reestructuración provincial realizada en 1833, Rascafría pasó a formar parte de la provincia de Madrid.

[:ar]

HISTORY OF RASCAFRÍA

This village, located in Lozoya valley, maintains a traditional architecture typical from Guadarrama Mountains. The Peñalara Natural Reserve and the Giner de los Ríos Arboretum are also part of this municipal district. One of the most spectacular monuments in Rascafría is El Paular Monastery, which is also one of the most important buildings in Madrid.

The origin of the village dates back from the Middle Age and it is linked to the repopulation of the mountain range, carried out by inhabitants of Segovia. The Charterhouse of El Paular was built in the 16th century, at the foot of the Peñalara massif, among pinewoods and oak woods. The old palaces, John I’s hunting lodges and the surrounding territory were donated to the Carthusian Order.

We preserve very few documents about this place from the 16th to the 17th century. The only special buildings from that time that remain standing are the Iglesia Parroquial de San Andrés and La Casona, a residential complex with a garden and a vegetable garden.

In the 18th century, 1751 to be exact, Rascafría was inhabited by 206 neighbours. Its economy was focused on stockbreeding, irrigated crops, fruit trees and some wheat, rye and flax. The village had two waterwheels, a tavern, a butcher’s shop, a restaurant and a hospital for temporary residents. After the provincial restoration, carried out in 1833, Rascafría became part of the province of Madrid.

HISTORIA de RASCAFRÍA


 

Este pueblo del valle de Lozoya conserva una arquitectura popular propia de la sierra de Guadarrama, y dentro de su término municipal se halla el Parque Natural de Peñalara y el Arboreto Giner de los Ríos.

Entre algunos de sus monumentos destaca el Monasterio de El Paular, uno de los más importantes de la zona norte de la Comunidad de Madrid.

 El origen del pueblo se remonta a la Edad Media y se encuentra ligado a la repoblación de la Sierra llevada a cabo por pobladores segovianos.

En el siglo XIV se fundó la Cartuja de El Paular, al pie del macizo de Peñalara, entre bosques de pinos y robles. Antiguos palacios y pabellones de caza de Juan I, así como las tierras que los rodeaban y distintas Rentas fueron donados a la Orden Cartuja.

Se tienen muy pocos datos del municipio en los siglos XVI y XVII. Los únicos edificios singulares conservados de esta época son la Iglesia Parroquial de San Andrés y La Casona, complejo residencial con huerta y jardín.

En el siglo XVIII (1751) Rascafría estaba habitada por 206 vecinos. Su economía estaba centrada en la ganadería, y también en algunos cultivos de regadío, frutales y algo de trigo, centeno y lino. La villa poseía dos molinos harineros, una taberna, una carnicería, un mesón y un hospital para transeúntes.

Tras la reestructuración provincial realizada en 1833, Rascafría pasó a formar parte de la provincia de Madrid.

[:ja]

HISTORY OF RASCAFRÍA

This village, located in Lozoya valley, maintains a traditional architecture typical from Guadarrama Mountains. The Peñalara Natural Reserve and the Giner de los Ríos Arboretum are also part of this municipal district. One of the most spectacular monuments in Rascafría is El Paular Monastery, which is also one of the most important buildings in Madrid.

The origin of the village dates back from the Middle Age and it is linked to the repopulation of the mountain range, carried out by inhabitants of Segovia. The Charterhouse of El Paular was built in the 16th century, at the foot of the Peñalara massif, among pinewoods and oak woods. The old palaces, John I’s hunting lodges and the surrounding territory were donated to the Carthusian Order.

We preserve very few documents about this place from the 16th to the 17th century. The only special buildings from that time that remain standing are the Iglesia Parroquial de San Andrés and La Casona, a residential complex with a garden and a vegetable garden.

In the 18th century, 1751 to be exact, Rascafría was inhabited by 206 neighbours. Its economy was focused on stockbreeding, irrigated crops, fruit trees and some wheat, rye and flax. The village had two waterwheels, a tavern, a butcher’s shop, a restaurant and a hospital for temporary residents. After the provincial restoration, carried out in 1833, Rascafría became part of the province of Madrid.

HISTORIA de RASCAFRÍA


 

Este pueblo del valle de Lozoya conserva una arquitectura popular propia de la sierra de Guadarrama, y dentro de su término municipal se halla el Parque Natural de Peñalara y el Arboreto Giner de los Ríos.

Entre algunos de sus monumentos destaca el Monasterio de El Paular, uno de los más importantes de la zona norte de la Comunidad de Madrid.

 El origen del pueblo se remonta a la Edad Media y se encuentra ligado a la repoblación de la Sierra llevada a cabo por pobladores segovianos.

En el siglo XIV se fundó la Cartuja de El Paular, al pie del macizo de Peñalara, entre bosques de pinos y robles. Antiguos palacios y pabellones de caza de Juan I, así como las tierras que los rodeaban y distintas Rentas fueron donados a la Orden Cartuja.

Se tienen muy pocos datos del municipio en los siglos XVI y XVII. Los únicos edificios singulares conservados de esta época son la Iglesia Parroquial de San Andrés y La Casona, complejo residencial con huerta y jardín.

En el siglo XVIII (1751) Rascafría estaba habitada por 206 vecinos. Su economía estaba centrada en la ganadería, y también en algunos cultivos de regadío, frutales y algo de trigo, centeno y lino. La villa poseía dos molinos harineros, una taberna, una carnicería, un mesón y un hospital para transeúntes.

Tras la reestructuración provincial realizada en 1833, Rascafría pasó a formar parte de la provincia de Madrid.

[:pl]

HISTORY OF RASCAFRÍA

This village, located in Lozoya valley, maintains a traditional architecture typical from Guadarrama Mountains. The Peñalara Natural Reserve and the Giner de los Ríos Arboretum are also part of this municipal district. One of the most spectacular monuments in Rascafría is El Paular Monastery, which is also one of the most important buildings in Madrid.

The origin of the village dates back from the Middle Age and it is linked to the repopulation of the mountain range, carried out by inhabitants of Segovia. The Charterhouse of El Paular was built in the 16th century, at the foot of the Peñalara massif, among pinewoods and oak woods. The old palaces, John I’s hunting lodges and the surrounding territory were donated to the Carthusian Order.

We preserve very few documents about this place from the 16th to the 17th century. The only special buildings from that time that remain standing are the Iglesia Parroquial de San Andrés and La Casona, a residential complex with a garden and a vegetable garden.

In the 18th century, 1751 to be exact, Rascafría was inhabited by 206 neighbours. Its economy was focused on stockbreeding, irrigated crops, fruit trees and some wheat, rye and flax. The village had two waterwheels, a tavern, a butcher’s shop, a restaurant and a hospital for temporary residents. After the provincial restoration, carried out in 1833, Rascafría became part of the province of Madrid.

HISTORIA de RASCAFRÍA


 

Este pueblo del valle de Lozoya conserva una arquitectura popular propia de la sierra de Guadarrama, y dentro de su término municipal se halla el Parque Natural de Peñalara y el Arboreto Giner de los Ríos.

Entre algunos de sus monumentos destaca el Monasterio de El Paular, uno de los más importantes de la zona norte de la Comunidad de Madrid.

 El origen del pueblo se remonta a la Edad Media y se encuentra ligado a la repoblación de la Sierra llevada a cabo por pobladores segovianos.

En el siglo XIV se fundó la Cartuja de El Paular, al pie del macizo de Peñalara, entre bosques de pinos y robles. Antiguos palacios y pabellones de caza de Juan I, así como las tierras que los rodeaban y distintas Rentas fueron donados a la Orden Cartuja.

Se tienen muy pocos datos del municipio en los siglos XVI y XVII. Los únicos edificios singulares conservados de esta época son la Iglesia Parroquial de San Andrés y La Casona, complejo residencial con huerta y jardín.

En el siglo XVIII (1751) Rascafría estaba habitada por 206 vecinos. Su economía estaba centrada en la ganadería, y también en algunos cultivos de regadío, frutales y algo de trigo, centeno y lino. La villa poseía dos molinos harineros, una taberna, una carnicería, un mesón y un hospital para transeúntes.

Tras la reestructuración provincial realizada en 1833, Rascafría pasó a formar parte de la provincia de Madrid.

[:ro]

HISTORY OF RASCAFRÍA

This village, located in Lozoya valley, maintains a traditional architecture typical from Guadarrama Mountains. The Peñalara Natural Reserve and the Giner de los Ríos Arboretum are also part of this municipal district. One of the most spectacular monuments in Rascafría is El Paular Monastery, which is also one of the most important buildings in Madrid.

The origin of the village dates back from the Middle Age and it is linked to the repopulation of the mountain range, carried out by inhabitants of Segovia. The Charterhouse of El Paular was built in the 16th century, at the foot of the Peñalara massif, among pinewoods and oak woods. The old palaces, John I’s hunting lodges and the surrounding territory were donated to the Carthusian Order.

We preserve very few documents about this place from the 16th to the 17th century. The only special buildings from that time that remain standing are the Iglesia Parroquial de San Andrés and La Casona, a residential complex with a garden and a vegetable garden.

In the 18th century, 1751 to be exact, Rascafría was inhabited by 206 neighbours. Its economy was focused on stockbreeding, irrigated crops, fruit trees and some wheat, rye and flax. The village had two waterwheels, a tavern, a butcher’s shop, a restaurant and a hospital for temporary residents. After the provincial restoration, carried out in 1833, Rascafría became part of the province of Madrid.

HISTORIA de RASCAFRÍA


 

Este pueblo del valle de Lozoya conserva una arquitectura popular propia de la sierra de Guadarrama, y dentro de su término municipal se halla el Parque Natural de Peñalara y el Arboreto Giner de los Ríos.

Entre algunos de sus monumentos destaca el Monasterio de El Paular, uno de los más importantes de la zona norte de la Comunidad de Madrid.

 El origen del pueblo se remonta a la Edad Media y se encuentra ligado a la repoblación de la Sierra llevada a cabo por pobladores segovianos.

En el siglo XIV se fundó la Cartuja de El Paular, al pie del macizo de Peñalara, entre bosques de pinos y robles. Antiguos palacios y pabellones de caza de Juan I, así como las tierras que los rodeaban y distintas Rentas fueron donados a la Orden Cartuja.

Se tienen muy pocos datos del municipio en los siglos XVI y XVII. Los únicos edificios singulares conservados de esta época son la Iglesia Parroquial de San Andrés y La Casona, complejo residencial con huerta y jardín.

En el siglo XVIII (1751) Rascafría estaba habitada por 206 vecinos. Su economía estaba centrada en la ganadería, y también en algunos cultivos de regadío, frutales y algo de trigo, centeno y lino. La villa poseía dos molinos harineros, una taberna, una carnicería, un mesón y un hospital para transeúntes.

Tras la reestructuración provincial realizada en 1833, Rascafría pasó a formar parte de la provincia de Madrid.

[:]